Maridaje de vinos y carnes blancas

Maridaje de vinos y carnes blancas
Eising/Photodisc/Thinkstock

Con toda seguridad en más de una ocasión nos habremos preguntado ¿qué vino irá bien con un pollo asado, con un lomo de cerdo gratinado o con una merluza al horno? Si te ha sucedido como a mí, te garantizo que más de una vez he tenido que recurrir a Internet o incomodar a algún sommelier conocido. Con la intención de facilitarte esta tarea, publicamos hoy este artículo con algunas ideas sobre el maridaje de vinos y carnes blancas.

¿Carnes blancas, vino blanco?

Siempre hemos oído decir que la mejor forma para armonizar los vinos con las comidas es teniendo en cuenta el color. Así, tradicionalmente, las carnes blancas se acompañan con vino blanco y con las carnes rojas se sirve vino tinto. Siguiendo este principio es muy difícil fallar, pero como es lógico, para que el maridaje sea perfecto también se deben tener en cuenta otros aspectos tanto del vino como de la carne.

En cuanto a la carne debemos tener en cuenta qué tipo de carne es y los ingredientes con que fue confeccionada la receta. Entre las que se consideran carnes blancas están el conejo, el pollo, el cordero, el cerdo, el pescado y la ternera.

Para los vinos debemos tener en cuenta la variedad de uva con que fueron elaborados y las características organolépticas.

Maridaje de vinos y carnes blancas 1
Andersen Ross/Brand X Pictures/Thinkstock

Tipos de vinos blancos para maridar

La carne blanca tiene un sabor ligero, suave por lo que no se recomienda un vino tinto para acompañarla porque opacaría completamente el sabor de la carne con el de los taninos. Por ello, una buena opción sería un Chardonnay.

En el caso de que la carne haya sido elaborada con carnes ahumadas, salsas agridulces y especies de sabores fuertes, se aconseja acompañarla con un vino en que resalte la acidez, como pudiera ser un Riesling.

Un plato elaborado con conejo, cordero o cerdo armoniza de maravilla con un Pinot Gris o Pinot Grigio, imprimiéndole un poco de novedad a este maridaje que generalmente es con un Chardonnay.

Para los pescados se puede decantar por un Sauvignon Blanc exceptuando el caso de que se trate de algún pescado azul como el salmón, el bonito o el atún, que al tener un alto contenido de grasa debe ir acompañado de un vino tinto joven, ligero como un Pinot Noir.

Maridaje de vinos y carnes blancas 2
v0lha - RF - Thinkstock

Toma estas recomendaciones de maridaje de vinos y carnes blancas solamente como tales. Si llegan a visitarte unos amigos con una botella de vino, pues anímate y prepara cualquier acompañamiento que la mejor armonización será, sin dudas, la agradable compañía.