yum

Cerveza de frutas

cerveza de frutas 5
Stockbyte/Stockbyte/Thinkstock

La cerveza es la bebida alcohólicamás consumida en el mundo y su popularidad es tal que se ubica sólo debajo del té y el agua dentro de las bebidas más populares a nivel global. Se considera además que es la bebida alcohólica obtenida por fermentaciónmás antigua del mundo y, por todo esto, es lógico que con el tiempo el proceso de elaboración se haya ido diversificando, y se haya intentado innovar para alcanzar un posicionamiento en el mercado de un producto con tal historia y tan extendido consumo.

De esta manera, surgió la cerveza de frutas, cerveza elaborada a partir de la fermentación de una determinada fruta, principalmente, aunque también se puede obtener añadiendo ciertos extractos con sabor a frutas a la cerveza ya elaborada. Ahora vamos a ver algo de la historia y la elaboración de la cerveza de frutas.

La cerveza

Si bien se cree que desde épocas antiguas se utilizaban distintas frutas como dátiles o granadas en la elaboración de cerveza, principalmente en el Antiguo Egipto, esta práctica se daba más bien aisladamente y no de forma regular y extendida, cosa que sucedió recién ya entrado el siglo XX. Una de las primeras producciones de cerveza de fruta que se popularizó fue la de la típica cerveza belga lambic, producida mediante fermentación espontánea, precisamente alrededor de la década de 1930.

Posteriormente, muchas fábricas de cerveza tradicionales comenzaron a adoptar este método de elaboración como forma de diversificación de sus productos y, en los últimos años, con el frecuente surgimiento de pequeñas cervecerías artesanales, la cerveza de frutas se ha vuelto algo mucho más corriente.

cerveza de frutas 2
v0lha - RF - Thinkstock

Como mencionábamos, es muy frecuente que algunas cervezas llamadas "de frutas" no contengan ninguna fruta realmente, sino que se elabore una cerveza suave de manera tradicional, y se le dé sabor luego con esencias artificiales de frutas. Esta técnica puede resultar la más adecuada si se intenta elaborar cerveza de forma casera y darle un toque frutal.

Las frutas

Naturalmente, algunas frutas combinan mucho mejor con la cerveza que otras, manteniendo su sabor y logrando en la mezcla una proporción óptima de esencia frutal. El damasco y la frambuesa son dos ejemplos de frutas que resultan muy apropiadas para utilizar en la elaboración de cerveza. El arándano y el durazno, en cambio, tienden a perder gran parte de su sabor y la elaboración de cerveza de manzana tampoco da buenos resultados, obteniendo un sabor muy leve de la fruta.

De todas maneras hay una gran variedad de frutas que se han utilizado para la elaboración de cerveza, estas son algunas de ellas:

Cerezas

Se han utilizado tradicionalmente en muchas cervezas originarias de Bélgica. Cuando están maduras y ácidas es cuando mejor combinan con el grano de malta. Es necesaria una buena cantidad de cerezas para la elaboración de la cerveza y necesitan un período más extenso de añejamiento, por lo que las cervezas de cereza suelen ser costosas.

Damascos

Es ideal para lograr un sabor similar al durazno en la cerveza, que como veíamos no resulta muy adecuado.

Frambuesas

 Se considera que la frambuesa es la opción ideal para una cerveza de fruta. Tanto el sabor como el aroma se mantienen en muy buena forma luego de la fermentación, y combinan muy bien con los de la cerveza en el producto final. Es también una de las preferidas comercialmente ya que el sabor se mantiene utilizando sólo 100 gramos por cada litro.

Moras

 Las moras son una muy buena opción al igual que las frambuesas, pero se necesita una mayor cantidad para mantener sus propiedades en la cerveza. Una de sus mejores características es la de trasladar su color a la cerveza.

Otras frutas como pera, banana, mango, ciruela o granada se han utilizado aunque no tan frecuentemente ya que pueden llegar a combinar bien pero el sabor obtenido en la cerveza es débil.

cerveza de frutas 4
iStockphoto/Thinkstock

Además de la cerveza de frutas, hay varios otros sabores o preparaciones que se pueden implementar en la elaboración de una cerveza, desde vegetales de todo tipo, por ejemplo calabaza, pasando por chocolate, hasta helados o gelatina de cerveza, así que si eres un fanático de la cerveza tienes todo un mundo de posibilidades para descubrir.