yum

Repollitos de Bruselas con semillas de sésamo

a46p
pilipphoto - RF - Thinkstock

Confieso que los repollitos de Bruselas distan mucho de ser una de mis verduras predilectas. Sin embargo, sé que bien preparados pueden transformarse en un plato maravilloso y ese es el caso de estos repollitos de Bruselas con semillas de sésamo. Los repollitos tienen un escaso valor calórico por lo que, si te estás cuidando, este puede ser un excelente plato a tener en cuenta. Además, son una gran fuente de fibra. Si lo deseas, puedes cocinar este plato para acompañar una porción de carne.

Ingredientes:

8 repollitos de Bruselas, cortados a la mitad 2-3 cm de jengibre, pelado y cortado en rodajas finas 1/2 cucharadita de hojuelas de chile (o menos) 2 cucharadas de salsa de soja 2 cucharadas de vinagre blanco 2 cucharadas de azúcar morena 1/2 cucharadita de aceite de sésamo pimienta negra recién molida 1 cucharada de harina de maíz + 3 cucharadas de agua (para espesar) 1 cucharada de semillas de sésamo para decorar (opcional) una caldera con agua Preparación:

Tuesta ligeramente las semillas sésamo en una sartén seca. Luego deja a un lado. En un tazón mezcla la salsa de soja, el vinagre, el azúcar morena, la pimienta negra y el aceite de sésamo. Mezcla para combinar. Deja a un lado.

Coloca el agua de la caldera a fuego medio. Espera hasta que el agua comience a hervir y luego agrega una cuchara de sal. Agrega los repollos de Bruselas y déjalos cocinar durante medio minuto o hasta que comiencen a volverse tiernos en el centro. Cuela y deja a un lado.

Engrasa un sartén o un wok con aceite y llévalo a calentar. Una vez que esté caliente agrega el jengibre y saltea hasta que esté fragante. Agrega las hojuelas de chile y saltea durante 4 segundos. Luego baja el fuego y mezcla con la salsa.

Luego agrega los repollitos de Bruselas y mezcla con la salsa. Cocina hasta que tengan la textura que deseas. Cuando estén prontos transfiere los repollitos a un plato y deja a un lado. Agrega la mezcla de harina de maíz con agua a la salsa y lleva a hervir hasta que se espese. Luego vierte la salsa sobre los repollitos y esparce las semillas de sésamo por encima.