yum

Cómo trocear un pollo

como trocear un pollo
Jupiterimages - RF - Thinkstock

¿Te propones cocinar un pollo y te encuentras con el cuchillo en la mano y un ave entera que no sabes cómo cortar? Te mostramos un método básico para el corte y desarticular un pollo entero con la menor cantidad de residuos.

Primero quita las patas. Tira de una pata fuera del cuerpo y corta a través de la piel entre el cuerpo y ambos lados del muslo. Dobla la pierna entera con firmeza hasta que la bola del hueso del muslo aparece de la cavidad de la cadera. Corta en medio para separar las patas. Luego divídelas colocándolas del lado de la piel del pollo hacia abajo en la tabla y corta a través de la articulación entre la pierna y el muslo. Después corta las alas. Con el pollo sobre su espalda, ejerce presión sobre el ala separándola desde la articulación y cortando allí.

Luego viene quizás la parte más difícil de la tarea. Corta a través de la cavidad del ave desde el extremo de la cola y cortar por la zona fina alrededor de la articulación del hombro. Corta paralelo a la columna vertebral y corta los huesos de la caja toráxica. Repite en el lado opuesto de la columna vertebral.

Separa después el pecho y la espalda. Reduce a través de los huesos del hombro para separar el pecho de la parte posterior. Corta la parte trasera en dos piezas a través de la columna vertebral, donde al final las costillas.

La pechuga puedes cortarla o dejarlo entera, según lo requiera tu receta. Pero ten en cuenta que es una porción grande y además la parte más seca del pollo, y por eso es preferible cortarla. Para cortarla a la mitad, usa una presión fuerte, constante y corta hacia abajo a lo largo del esternón para separar el pecho en dos pedazos.

Con el pollo ya trozado, estarás listo para preparar tus deliciosas recetas.