Elaboración del vino casero

Elaboracion del vino casero
Zoonar/Thinkstock

Si eres un amante de los vinos, entonces te propongo conocer algunos pasos para iniciar la elaboración del vino casero y obtener un excelente producto elaborado por ti mismo. Es un paso a paso de cómo hacer tu propio vino.

Tener buenas uvas es la base para hacer excelentes bebidas alcohólicas. La elaboración del vino se inicia con la fermentación, un proceso que podemos hacer desde casa.

¿Qué necesitas?

Elaboracion del vino casero 1
iStock/Thinkstock

Materiales y utensilios:

  • Termómetro
  • Embudo
  • Recipiente con tapa
  • Cacerola mediana
  • Utensilio removedor
  • Bowl mediano
  • Airlock

Ingredientes:

  • 1 litros de jugo de uva
  • 2 tazas de azúcar
  • 1 sobre de levadura de vino
  • 1 galón de agua

Modo de preparación:

Elaboracion del vino casero 2
Hemera/Thinkstock
  1. Lavar y desinfectar todos los utensilios que necesitarás para empezar a elaborar el vino. Si no tienes una lavaplatos, entonces utiliza detergente lavavajillas. También puedes utilizar una mezcla de agua con lavandina para esterilizarlos y después enjuagarlos.
  2. Llevar el agua a fuego medio en una cacerola hasta que llegue a 62°C o 144°F. Bajar el fuego y mantenerlo ahí durante 20 minutos aproximadamente.
  3. Añadir el jugo de uva (también conocido como mosto) a temperatura de ambiente en el recipiente con tapa. Puede ser un envase de plástico limpio. Utilizar el embudo en caso que sea necesario.
  4. Luego, mientras el agua está caliente, añadir la medida de azúcar que dicta la receta e ir revolviendo con un utensilio limpio mientras se vierte el azúcar. Revolver hasta que se disuelva el contenido y quita del fuego la cacerola para dejarla enfriar.
  5. Por otro lado, mezclar una cucharadita de azúcar, 1/4 de taza de agua tibia y la levadura en un bowl mediano y dejar reposar durante 10 minutos para activar la levadura. Si el paquete tiene instrucciones, entonces síguelas.
  6. Una vez fría, verter el agua con azúcar de la cacerola al recipiente que contiene el jugo de uva. Tapar el envase y sacudirlo para mezclar el contenido.
  7. Añadir la levadura, vuelve a tapar el recipiente y mezcla nuevamente el contenido. Luego reemplaza la tapa por un sistema que ayude a la fermentación, por ejemplo un airlock. Permitirá el proceso biológico del vino.
  8. Mantén el envase a temperatura de ambiente en un lugar oscuro y fresco durante dos semanas. Cuando tenga un color nuboso claro ya puedes pasarlo a una botella, dejando el sedimento que se ha formado. Ya está listo para consumir.

La elaboración del vino casero es un proceso que puede no ser complicado pero que necesita un tiempo de preparación largo, entonces hay que tener muchas ganas de hacerlo para después disfrutar de un gran vino hecho en casa.