Cómo servir el vino

73271748
Rayes/Digital Vision/Thinkstock

Servir un vino no es solo descorchar la botella y colocar el contenido en la copa, es un ritual que va bastante más allá de esto, de hecho comienza con la elección del vino.

Luego de escogen el vino se debe almacenarlo de forma horizontal, en un lugar fresco y lejos de la luz solar directa.

A la hora de beberlo se debe de tener en cuenta la temperatura de servicio, generalmente está indicada en la etiqueta, de todas formas les dejo una guía: * Vino espumoso: 48 ˚ F (9 ˚ C) * Vino blanco: 53 ˚ F (12 ˚ C) * Vino Rosado: 51 ˚ F (11 ˚ C) * Vino tinto: 62 ˚ F (17 ˚ C)

Para poder abrir la botella primero hay que cortar la lámina de la parte superior o cápsula y limpiar el corcho.

A continuación se debe descorchar introduciendo la punta del tornillo en el centro de la superficie del corcho, e insertar el resto del tornillo girando lentamente en sentido horario. No perforar completamente el corcho, de esta forma se evitará la caída de partículas de corcho en el vino. Descorchar.

La copa para el servicio deben ser sencillas y transparentes para poder apreciar el color del vino.

Las de vino tinto son más anchas, para poder mover el vino y oxigenarlo.

Las de vino blanco tienen forma de tulipán y más pequeñas para que el vino no se caliente.

Las de vino espumante son las tulipa o flauta, mantienen el vino frío y permiten el correcto desarrollo de las burbujas.

Algunos vinos deben ser decantados, pueden ver algunos consejos haciendo click aquí.

Ahora bien, como servir el vino: el vino debe verterse lentamente hacia el centro de la copa, la cual debe llenarse sólo la sección más ancha de la misma, para poder mover el vino libremente en su interior sin correr el riesgo de que el derrame.

Al terminar de verter el vino inclinar la punta de la botella y girarla para que el vino no gotee. Les dejo un par de videos para que puedan verlo de forma más gráfica.