Cómo se hace la sangría

Como se hace la sangria 2
v0lha - RF - Thinkstock

La sangría es una típica bebida española que se elabora con trozos de frutas y vino tinto, entre otros ingredientes. Muchos concuerdan en que para días calurosos no han nada más refrescante y delicioso que este ponche de vino.

Por ello, en este artículo, aprenderemos cómo se hace la sangría. Te aseguro que esta es una receta de sangríaque no podrás echar a perder, ya que es muy fácil y práctica. ¡Sorprende a tus amigos y familiares!

Cómo preparar sangría

Como se hace la sangria 3
iStockphoto/Thinkstock

Qué necesitas:

  • 1 botella de vino
  • 2 naranjas
  • 1 limón
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 shot de brandy
  • Ginger ale
  • ron
  • fresas
  • melocotones
  • 1 pizca de nuez moscada
  • 1 pizca de canela

Como se hace la sangria 1
Dominik Heyer - RF - Thinkstock

Modo de preparación:

  1. Hacer sangría casera no te va a tomar más de 5 minutos. Lo primero que tienes que hacer es añadir en un recipiente o jarra el vino.
  2. Luego, cortas en rodajas, trozos o cuñas la frutas elegidas (en este caso, naranja, limón, fresas y melocotones) y añadirlas a la jarra.
  3. Agregar la medida de especias que dicta la receta; Nuez moscada y canela.
  4. Añadir el azúcar, shot de brandy y ron.
  5. Mezcla el contenido y espera unos minutos para que los ingredientes se combinen entre sí y el líquido tome sabores de la fruta.
  6. Finalmente y a la hora de servir la sangría, mezclar con ginger ale y disfrutar.

Algunos consejos para hacer sangría

Como se hace la sangria 4
iStockphoto/Thinkstock
  • No te tomes demasiado tiempo en elegir el vino, ya que va a ser mezclado. No tiene que ser el mejor y más costoso vino que encuentres, es común hacerlo con un vino barato.
  • Incluso, si así lo prefieres, puedes utilizar vino blanco en la sangría.
  • Si no tienes brandy puedes remplazarlo por ginebra o whisky.
  • En la receta dice ginger ale pero también es válido utilizar agua con gas o alguna gaseosa blanca.
  • Puedesutilizar las frutas de estación o las que más te gusten para la receta.
  • Para evitar que se eche a perder, la sangría debe ser preparada un momento antes de ser consumida o unas horas antes si quieres que se concentre el sabor de la fruta.

Recuerda que, a pesar de ser una receta, esta no es del todo estricta. Puedes hacer tus propias reglas y convertirla en una creación especial, tu propia creación. Añade las frutas que más te gusten y disfruta de una sangría muy personal.