yum

Como usar nuestras botas de vino

105648248
iStockphoto/Thinkstock

No hay mucho para saber de cómo se debe usar la bota de vino, pero sí es necesario saber cómo se hace para ir tragando según nos va cayendo el vino en la boca, o sea, tener práctica.

La mayoría de las botas de vino están ya preparadas para echar vino en su interior. La pez de su interior (cobertura que impermeabiliza el interior de la bota), no tiene sabor a nada, por lo que se pide no echar nada para quitar el gusto a pez.

Para hinchar la bota con facilidad, conviene exponerla a una fuente de calor suave como por ejemplo ponerla al sol, cerca de un radiador o darle aire caliente por fuera con un secador de pelo. Así la pez de su interior se ablandará y evitamos que se repele soplando suavemente por la boca de la bota.

Cabe la posibilidad de que dos caras de tu bota se peguen, es por esto que se recomienda no se la fuerce tirándolas, sino que se aplique calor y separarlas soplando por la boca de la bota.

Antes de el primer uso de la bota es recomendable y preferible enjuagar el interior de la bota con un poco de agua, para que puje la costura.

Creo que con estos consejos les será muy fácil utilizar las botas de vino en cualquier ocasión que la merezca. Salú.