yum

Strudel: turco y con madre turca

[[{"fid":"1285196","view_mode":"default", "type":"media","link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]Durante la expansión conquistadora del Imperio Otomano (Imperio turco otomano) sobre Europa Central, muchos usos y costumbres gastronómicas, se fueron mezclando entre las tradiciones de los conquistados (europeos) y el conquistador (arabes)

Ello fue lo que sucedió con el Strudel: una masa formada con muy pocos elementossumamente fina, y casi transparente; que se utiliza con distintos rellenos, entre los que se destaca el de manzana como el más popular.

El strudel nace de otro arrollado: la baclava, originario de Oriente Medio. Un pastel elaborado con pasta de nueces trituradas, distribuidas en varias láminas de hojaldre y bañado en almíbar, jarabe o miel; algunos con pistachos, otros con semillas de sésamo, u otros granos.

Por tanto, el Strudel (que en alemán significa “arrollado”) no es ni alemán, ni tirolés. El Strudel, es turco y su madre es la baclava. La baclava mantuvo por siglos y siglos su receta original, hasta que llegó a las puertas de Austria y Hungría, donde finalmente se transformó en su hijo: el Strudel de Manzanas.

Así como los americanos añadieron a las recetas españolas la papa, para estirar (dar más volumen) y abaratar las recetas, los conquistados en Austria y Hungría incorporaron la manzana, para que la baclava no les fuera un plato tan caro e inaccesible.

Hoy el Strudel se hace en todas partes del mundo, con variantes poco significativas: a base de manzanas, nueces, piñones, pasas de huva, licor de anís, grapas, orujos, ron, azúcar, canela, etc.

Y aunque dicen que no siempre el mejor es el primero, en este caso lo discuto, pues mi preferido es por lejos el Strudel de Manzana

Via | pasqualinonet