El vino sudafricano

sudafrica
Arendvdwalt - RF - Thinkstock

Con un escenario natural que favorece su producción vitivinícola, Sudáfrica logró combinar la técnica y el clima para crear diferentes variedades del vino que hoy son reconocidos en todo el mundo y benefician la economía del país.

La vitivinicultura en Sudáfrica se desarrolla alrededor del Cabo de Buena Esperanza, a 34º de latitud sur. Es una zona de clima Mediterráneo templado, aunque el extremo sur de Sudáfrica es una región más fresca de lo que su posición sugiere.

La corriente de Bengala, que sube por el Atlántico desde la Antártica, modera los calores veraniegos. Durante el día lleva brisas heladas, que por la noche se cargan de humedad y siembran de niebla los valles. El brillo del sol, que también tiene un papel importante, es el adecuado.

El centro de información de Vino de Sudáfrica explica que “la diversidad de la topografía y las condiciones mesoclimáticas resultan en vinos de carácter y complejidad. En los viñedos, las uvas que crecen en un mismo cuadro pueden mostrar variedad. La calidad de las uvas ha sido afectada positivamente por el mejor maridaje de variedades y suelos”.

La industria de vino en Sudáfrica atraviesa un periodo de cambios desde hace algo más de 10 años. Su estructura económica y la infraestructura productiva se modificaron radicalmente, al tiempo que el país se reposicionó en los mercados mundiales.

Por ende, esta situación ha generado inmensas oportunidades y al mismo tiempo puso presión en la competitividad, tanto a nivel local como internacional.

Como actividad productiva, la vitivinicultura es un sector que contribuye con más o menos U$S 3.000 millones al producto bruto interno del país.

Para los sudafricanos el Tannat es uno de los mejores vinos, ya que es un vino con mucha vida.

Lo favorable que tiene Sudáfrica es que nunca llueve durante la cosacha, el verano es seco y cálido, y llueve sólo en invierno.

Los más grandes empresarios dicen que de 70 hectáreas cultivadas, el 60% es de variedades de vinos blancos: Sauvignon Blanc, Chardonnay, Semillon y Muscat de Frontignan.

Las variedades de vinos tintos incluyen Cabernet Sauvignon, Merlot, Cabernet Franc, Pinot Noir y Shiraz.