5 razones por las que deberías beber vino en tus 20 (y hacerlo tu trago favorito)

Senales de que estas mas cerca de los 30 que de los 20 3
iStock/Thinkstock

Dale la oportunidad

El vino es una de las bebidas predilectas en el mundo, su sabor es tan exquisito que los paladares más sofisticados podrían clasificarlo como la bebida perfecta. Si ya te diste la oportunidad de probarla, seguramente sabes de lo que te estoy hablando (quizá eres fan de tomar una copa).

Aunque disfrutar su sabor es suficiente motivo para beber una copa de vino, aquí tienes otras excelentes razones por las que, justo ahora que estás en tus 20, deberías disfrutar de esta deliciosa bebida. 

#1 Evitarás la dura resaca

El vino tiene bajos niveles de acetaldehído, una sustancia química que contribuye a la aparición de los dolores de cabeza y mareos cuando bebes alcohol, y por ello es una excelente opción para beberlo moderadamente sin tener que sufrir las espantosas resacas del día siguiente.  

#2 Le aporta muchos beneficios a tu salud

Cuando estás en los 20, algo que casi no te preocupa son las enfermedades que aparecen con la edad, pero es algo que deberías comenzar a prevenir desde ahora. Una excelente, y deliciosa, forma de hacerlo es bebiendo vino.

Y es que de acuerdo con diversos estudios, beber vino puede ayudarte a prevenir la aparición de enfermedades como el Alzheimer, cáncer de mama, osteoporosis, padecimientos del corazón, así como a quemar grasa.  

#3 Es perfecto para combinar con cualquier comida

Existen muchos tipos de vinos, con sabores totalmente distintos, lo que es perfecto porque puedes combinarlos con la comida que más te gusta. Así, el tinto va mejor con las carnes rojas y el blanco o rosado con el pollo y los mariscos, por ejemplo. Lo puedes tomar incluso con la pizza.  

#4 Puedes conocer otras culturas

Ir a catas de vino o visitar viñedos para conocer los procesos de la uva, es una forma de tener una experiencia educativa maravillosa. Más aún si tienes la oportunidad de ir a las capitales de esta bebida, como Florencia (Italia) o Mendoza (Argentina). En los 20 nada mejor que viajar.

#5 Serás más sofisticada (o eso dicen)

Tener una copa de vino y que sepas lo que estás bebiendo es una manera de mostrarle al mundo lo madura que eres a tus veintitantos, y que no solo que tomas lo primero que se te cruza enfrente. Si lo practicas, te convertirás en esa persona sofisticada que serás el resto de la vida.

Darle una oportunidad al vino no es el peor sacrificio que puedas hacer, lo más seguro es que en poco tiempo termines amándolo y te conviertas en toda una experta catadora (conozco a varias chicas a las que les pasó y son muy felices).

Sigue leyendo: Los mejores vinos dulces para mujeres