yum

Esta es la forma correcta de comenzar una dieta libre de GLUTEN

shutterstock 245254981
xamnesiacx/Shutterstock

Si has decidido eliminar el gluten de tu vida pero no sabes cómo empezar, ¡te ayudamos!

El gluten es un grupo de proteínas presentes en el trigo y otros granos relacionados, y lo que hace es funcionar como si fuera pegamento, porque mantiene a la comida junta.

El trigo, la cebada, el centeno y la avena serán tus enemigos, y debes procurar eliminarlos de tu dieta. Pero existen un montón de componentes en otros alimentos que también contienen gluten y que debemos evitar

Este y otros puntos importantes son los que debemos tener en cuenta para comenzar una dieta libre de gluten. ¡Mira cuáles son!

1. ¡Cuidado con los utensilios de cocina!

7 trucos para disfrutar mas de la cocina limpiando menos 5
kazoka30/iStock/Thinkstock

Jamás se te ocurra usar los mismos utensilios de cocina que utilizabas para cocinar los alimentos con gluten.

Como he dicho, funciona como un pegamento, y aunque no lo creas, está presente en las herramientas que usas para preparar tus comidas, sobre todo en aquellas de materiales porosos como la madera.

2. Eliminar de tu dieta todo lo que contenga gluten

124572879
iStockphoto/Thinkstock

Obviamente, si no, no sería una dieta libre de él. Intenta retirar de tus comidas los ingredientes como el trigo, la cebada, la avena, la harina de trigo, la levadura en polvo, entre otros.

¡Pero no desesperes! Existen muchas alternativas a estos alimentos, por lo que no es tan complicado como parece llevar una dieta de este tipo. 

3. Limpia bien el refrigerador

Consejos de limpieza de la nevera
iStockphoto/Thinkstock

No solo hablo de quitar la suciedad, sino que además debes limpiarla para eliminar todos aquellos productos que no están certificados como libres de gluten.

Si eres alérgica a él, tienes que evitar cualquier tipo de contaminación de otros alimentos que sí puedes comer. 

4. Comprar productos frescos

5 cosas que toda mama piensa antes de preparar la comida 1
iStock/Thinkstock

Cambia las frutas y verduras enlatadas por frescas. Los jugos preparados no son lo ideal, intenta mejor preparar tus propios jugos y batidos con todos los ingredientes frescos.

También utiliza condimentos naturales, las comidas quedan igual o más deliciosas que las que preparas con cubos de caldo o salsas preparadas.

Parece una tontería, ¡pero es importante!

6. ¡Manos a la obra!

shutterstock 220298206
SunKids/Shutterstock

Lo mejor es que prepares tus propias comidas, porque ya sabes qué puedes comer y qué no, y no correrás ningún riesgo.

Tal vez no te resulte fácil, o no puedas hacerlo todo el tiempo, pero intenta de a poco agregar la práctica de preparar comidas caseras a tu rutina.

7. ¡No tengas miedo!

trucos curiosos para atraer el amor 2
AntonioGuillem/iStock/Thinkstock

No debes temer a este cambio, mucho menos si es necesario para tu salud. 

Entrar en pánico y cerrarte a nuevas posibilidades no será de ayuda.

Llevar adelante una dieta sin gluten puede parecer complicado, pero es cuestión de costumbre y constancia. Lo importante es que tengas voluntad, buena disposición y, sobre todo, que tu salud estará en mejores condiciones.

¡Verás que sí se puede!

>> ¡Libre de gluten! Prueba estos muffins de plátano con harina de linaza y chocolate negro

>> 7 cosas que los celíacos estamos cansados de escuchar