yum

Así de fácil puedes preparar cerveza de jengibre en casa

Los nuevos sabores y aromas enriquecen nuestro paladar, conoce de qué se trata y ¡atrévete a nuevas aventuras cerveceras!

Si es lo que estabas pensando, la cerveza de jengibre no es nueva ya lleva entre nosotros más de 700 años ¡imagínate! Se comenzó a elaborar en Inglaterra a base de azúcar, jengibre y agua y si bien ésta versión era alcohólica la mayoría de las que hoy en día se comercializan no lo son, a excepción de la conocida marca Crabbie de.

Muchas la comparan con Ginger Ale, sin embargo la cerveza de jengibre tiene más cuerpo y su sabor tiene notas especiadas además de tener un proceso de fermentación. Se bebe sola o combinada en cocteles, algunos de los más famosos y conocidos son el Dark and Stormy y Moscow Mule.

No te pierdas Estos son los 10 beneficios de comer jengibre que nadie te contó y sus recetas para aprovecharlo

Canada Dry y Giner Ale, son bebidas elaboradas a base de agua con gas y aromatizada con jengibre por lo que en realidad no tienen nada que ver con una cerveza tal y como la imaginamos aunque ha entrado en esa categoría y podría considerarse entonces, una cerveza sin alcohol.

Preparara tu propia cerveza de jengibre

Esta es una magnífica idea; lo único que debes saber es que no es apto para impacientes, ya que el proceso de fermentación demora cerca de 4 semanas.

Ingredientes

  • Agua filtrada
  • 1 Frasco de conservas mejor plástico
  • Gasa
  • 1 jengibre de aproximadamente 10cm de largo
  • 1,5 tazas de azúcar
  • 2 limones

Preparación

bebida para el corazon y el cerebro 1
bhofack2/iStock/Thinkstock

Toma el frasco de conserva y añade la taza de agua a temperatura natural. Pica el jengibre (tiene que estar fino) y mezcla  dos cucharadas con dos de azúcar y revuelve bien dentro del recipiente; a continuación, cubre con una gasa ajustada con una banda elástica, en lugar de utilizar tapa a rosca y almacena en un sitio seco y cálido.

Luego  durante cada día se debe agregar igual cantidad de jengibre que de azúcar y agitar bien para que todo quede integrado. Este proceso debe realizarse hasta que observes que comienza a contener gas, por lo general no demora más de una semana. Una vez que tiene gas en su interior hay que hervir 2 litros de agua a la que habrás añadido unos 5 centímetros de jengibre picado fino (si quieres puede ser menos), luego deja enfriar y cuela la preparación para quedarte solo con el líquido.  Para conseguir unos cuantos litros, mézclalo  con cuatro litros de agua.

La bebida se conserva en el refrigerador; ten en cuenta que al abrirlo, el gas puede salpicar así es que es conveniente hacerlo en el fregadero. La recomendación de utilizar un envase plástico es porque la fermentación podría provocar una explosión debido a la presión acumulada a causa del gas.

Y Tú ¿Ya has probado la cerveza de jengibre?