yum

Con estos 3 simples trucos podrás descubrir si tu miel es pura o no

109166264
iStockphoto/thinkstock

Ahora podrás conocer si lo que comes es realmente lo que crees que es...

¿Sabías que existe la miel "falsa"? Te contamos qué es y de qué manera puedes identificarla.

¿Mentira melosa?

Esta supuesta miel falsa no es una imitación propiamente dicha, sino que es una miel adulterada, a la que se combinó con otros componentes y se vende como si fuera real. Es como si compraras un reloj Rolex porque crees que es genuino, y resulta que descubres que está fabricado con una serie de piezas de repuesto y en cuanto a precio no vale ni la mitad de lo que te costó.

Los beneficios del propoleo 3
Thinkstock/Hemera

La miel sospechosa es polémica desde que un estudio realizado en Estados Unidos demostró que más del 75% de la miel estaba adulterada, y que principalmente proviene de China e India. Generalmente los ingredientes que se utilizan para preparar esta miel falsa son la melaza, jarabe de azúcar, harina y almidón, lo que muestra que no hay rastros de polen.

¿Qué es lo que debería preocuparte? Por un lado, el hecho de que estás pagando un precio por algo que realmente no es lo que crees, porque su sabor y valor nutricional es lo que justamente se pierde con estos procedimientos que se le aplican para quitar todo el polen. 

Remedios caseros para aliviar la tos 3
iStock/Valeriya Repina/thinkstock

Por el otro lado, esta miel modificada, al contrario que la pura, no beneficia en nada a nuestra salud sin todo lo contrario. Una de las explicaciones que se dan del por qué se hace esta alteración es que se usa para ocultar que la industria que la elabora es ilegal.

¿Cómo sabemos si es falsa?

Existen una serie de métodos para comprobar qué tan pura o impura es la miel que tenemos en casa. ¡Te contamos cuáles son!

Prueba de agua

Puedes comprobarlo si usas un vaso con agua. Añade una cucharada de miel y controla si se unde hasta el fondo del vaso o se disuelve. Si se va al fondo, es miel de verdad.

Prueba del pulgar

Coloca una gota de miel en tu pulgar. Si se escurre y cae a los costados, la miel es alterada. En cambio, si se mantiene allí, es pura.

Prueba de fuego

La miel real es inflamable, por lo que si mojas en miel la mecha de una vela, y luego cuando la intentas encender lo hace enseguida, lo que tienes es miel pura. Si es miel falsa, no encenderá ya que qudará la mecha húmeda.

¿Tenías idea de que existe esta miel adulterada en los comercios alrededor del mundo? Debes tener mucho cuidado con lo que adquieres, a veces es mejor investigar antes de consumir lo primero que halles. ¡Consume miel pura y disfrútala con todos sus nurientes!

Lee también: 5 cosas que seguro no sabías sobre la miel