mujer

Errores comunes que cometemos frente a las personas con discapacidad

Errores comunes que cometemos con las personas con discapacidad 3
iStock/Thinkstock

Cuando hablamos de discapacidad suele venirnos a la mente la imagen de una persona que no puede hacer nada sola. Que no puede entender lo que se le dice. Que no se puede vincular con otro. Pero nada de esto es cierto. Por lo menos, no en términos generales y absolutos. La discapacidad no es única. Hay muchas y diversas patologías que conllevan una discapacidad. Cómo así también hay gran diversidad en la forma en que se manifiesta.

Discapacitado: Un término incorrecto

Discapacitado es un término genérico que implica una anomalía en todas las capacidades de una persona. Pero tener dificultades en un área, no quiere decir que uno no se pueda desenvolver correctamente en otras. La ceguera, es una discapacidad motriz que implica la falta de visión. Es indudable que una persona ciega no puede diferenciar los colores o leer un libro. Pero esto no significa que no pueda incorporar conocimientos, que no pueda sumar, restar, multiplicar o incluso ser un genio de la matemática. La forma correcta es hablar de “personas con discapacidad”.

Errores comunes que cometemos con las personas con discapacidad 2
iStock/Thinkstock

La comunicación

Hoy por hoy, consideramos que comunicarnos es hablar y escuchar. Pero cuando vemos a dos niños que tienen dificultades en el habla, reírse juntos o complementarse en alguna travesura, recordamos que hay miles de maneras de comunicarse. Es probable que esos niños no logren nunca comunicarse oralmente con claridad, pero sí desarrollarán otras capacidades que les permitirán comunicar todo aquello que necesiten.

Los niños eternos

Uno de los errores más comunes y más graves es sobreprotegerlos. ¿Cómo? Considerando que no son responsables de nada de lo que hacen, que no se los puede exigir porque..."pobrecito, es discapacitado". Pero no, volvemos otra vez sobre lo anterior: tienen una discapacidad, e incluso a veces más de una asociadas. Pero con la estimulación adecuada, un niño con Síndrome de Down desarrollará determinadas actividades -principalmente las que impliquen una rutina repetitiva- con una perfección mayor que cualquier otra persona.

Errores comunes que cometemos con las personas con discapacidad 1
iStock/Thinkstock

Cuidado con la normalización

Querer que un chico con discapacidad realice las cosas según las pautas normales de la sociedad actual es querer normalizarlo. Exigirle a alguien que haga algo que no puede es tan grave (o quizás más) que sobreprotegerlo y subestimar sus capacidades.

Cada persona es diferente. Todos presentamos dificultades para desenvolvernos en algún aspecto de la vida o quizás en varios. Las personas con discapacidad pueden presentar dificultades que nunca van a poder superar. Pero cuando estemos frente a una de ellas, no debemos olvidar que también es alguien que siente, que piensa, que tiene la necesidad de comunicarse. Y que si si le damos la oportunidad, nos puede sorprender.

Te puede interesar: Necesidades educativas especiales en el aula ordinaria