mujer

Pros y contras de ser una madre joven

pros y contras de ser una madre joven 1
JohanJK/iStock/Thinkstock

El deseo de ser madre es algo que las mujeres experimentamos en algún momento de la vida, puede que alguna no, pero creo que todas nos preguntamos o planteamos en algún momento la posibilidad de tener un hijo.

La edad para ser madre es muy variable, algunas mujeres esperan a terminar su carrera y a tener una situación económica estable, otras deciden adelantar la maternidad y ser madres jóvenes y a algunas las maternidad les viene de sorpresa. Cada edad tiene susventajas y desventajas, hoy te propongo ver algunos pros y contras de ser una madre joven.

Cuando me refiero a madres jóvenes no apunto solo a adolescentes, sino a mamás que deciden formar su familia antes de los 30 años.

Pros de ser una madre joven

No hay que preocuparse por el reloj biológico

Si bien no hay edad para ser madre después de determinada edad, se torna más difícil quedar embarazada cuántos más años se tiene, y una vez que aparece la menopausia es casi imposible. Al concebir jóvenes nos ahorraremos la preocupación del reloj biológico.

Mayor facilidad de adaptarse a los cambios

Cuando uno es joven asimila los cambios con más facilidad, ser madre es un cambio importante en nuestras vidas, tener ese cambio de vida a una edad temprana hace más fácil que lo asimilemos y nos adaptemos.

Síndrome de nido vacío cuando aún somos jóvenes

Una de las ventajas más importantes de ser padres jóvenes es que cuando ellos sean jóvenes nosotros también lo seremos, por ejemplo, si tenemos 20 años al tener a nuestro hijo, para cuando él o ella tenga 20 nosotros tenderemos 40 y estaremos en buen estado físico y psíquico para salir y disfrutar del mundo.

Tenemos más tiempo y energía

No es lo mismo ser padre de un niño pequeño cuando estamos en la década de los 20 a cuando estamos en la de los 30, la energía no es la misma, la disposición y el tiempo tampoco. Tener un hijo supone dormir poco y no parar nunca, la energía que tenemos cuando somos jóvenes es ideal para acompañar el crecimiento de los más pequeños.

Te puede interesar: Razones para tener hijos antes de los 25 años de edad

pros y contras de ser una madre joven 2
evgenyatamanenko/iStock/Thinkstock

Contras de ser una madre joven

Si bien puede ser un embarazo deseado, a medida que van pasando los meses puede que sientas que no estás preparada para la maternidad, hay muchas incertidumbres y puede ser abrumador, pero seguro que con un poco de apoyo de familiares y amigos esos miedos quedan de lado.

Estudios y trabajo

Cuando somos jóvenes nos estamos preparando para la vida profesional y laboral, puede que aún estemos estudiando o trabajando, así que repartirse entre estudios, hijo y trabajo puede ser una gran desventaja para ser madres jóvenes.

Cambio importantes en la vida

A veces uno planifica su vida de determinada forma, por ejemplo: estudiar, trabajar y formar una familia pero las cosas no se dan como se esperaba, llega un hijo y tenemos que adaptarnos.

Ser madre joven significa tener que adaptarse a nuevos desafíos y muchas veces tener que renunciar a algunas cosas como por ejemplo salir con amigas o salir a bailar todos los fines de semana.

Ver también: Cosas que todo padre y madre adolescente debe saber

Cada etapa de nuestras vidas tiene sus pros y contras a la hora de ser madre, probablemente cuando somos jóvenes no tenemos tanto dinero o madurez, cosas que adquirimos con el tiempo, pero con el tiempo también perdemos energía y fertilidad. Está en nosotras decidir cuál es el mejor momento para ser madres, para lo mejor es recurrir a los métodos anticonceptivos actuales para la planificación familiar.