mujer

Los pros y contras del colecho

los pros y contras del colecho o cama familiar 1
OcusFocus/iStock/Thinkstock

Cuando uno decide formar una familia y ser mamá o papá, es consciente de que va a haber muchos sacrificios de por medio, una de las tantas cosas que sacrificamos son las horas de sueño. De dormir más de 6 horas de corrido pasamos a dormir poco y cortado. Es en el afán de dormir un poco más que muchos papás optamos por el colecho.

A decir verdad el hecho de dormir un poco más no es la única ventaja del colecho, hay más, así como desventajas. Hoy te propongo conocer algunos de los pros y contras del colecho familiar.

Los pros y contras del colecho o cama familiar

Cuando los bebés son pequeños, el dormir solitos en su cuna es la mejor opción para reducir el síndrome de muerte súbita del lactante, es que si están en la cama grande con papá y mamá pueden enredarse con la sábana o quedar demasiado abrigados, pero cada uno puede decidir cuál es la mejor forma de pasar la noche.

Ventajas del colecho

Cuando queremos aprovechar cada ratito que tenemos con nuestro bebé, el colecho es la mejor opción para papá y mamá. No solo pasarán más tiempo con él sino que también crearán un fuerte vínculo.

Si optas por amamantar a tu bebé el colecho es una excelente opción ya que estarán cerquita y no será necesario levantarte a buscarlo y desvelarte en el interín.

Los bebés que duermen con sus padres tienden a: desvelarse menos, despertarse con menos frecuencia, llorar menos y a los papás estar bien cerquita para cuidarle.

Ver también: ¿Es bueno que los niños duerman con sus padres?

los pros y contras del colecho o cama familiar 2
Brand X Pictures/stockbyte/thinkstock

Desventajas del colecho

Como mencionaba al principio uno de los riesgos del colecho, más que desventaja, es que aumenta el riesgo de síndrome de muerte súbita, de hecho en el caso de bebés prematuros no es recomendable que el bebé duerma con los padres.

Tampoco es recomendable que el pequeño duerma con los padres si hemos consumido alcohol o estamos muy cansados como para escuchar al bebé o darnos cuenta de que está con nosotros en la cama.

Si el bebé se acostumbra a dormir con papá y mamá cerca es probable que cuando no estemos no puedan conciliar el sueño, así que las salidas nocturnas en pareja pueden ser un problema.

La transición entre la cama familiar y su cama propia puede ser difícil, básicamente depende de cuánto tiempo compartimos la cama con él o ella.

Con un niño en medio de la cama matrimonial mantener una vida sexual activa es un verdadero desafío, la espontaneidad queda totalmente descartada.

También te interesará: Cómo hacer para tener relaciones sexuales con los hijos en casa

Como mamá puedo decir que el colecho es una hermosa experiencia, más allá de los pros y contras, pero llega un momento en que no importa lo grande que sea la cama, no es suficiente para tres. A los más pequeños les encanta dormir con papá y mamá, pero descansar con él o ella en la cama es casi imposible, cuando no tenemos miedo de pegarle sin querer tenemos que sobrevivir a mantenernos en la misma posición porque está tan pegadito que no nos deja mover o si nos movemos nos caemos de la cama.

Personalmente creo que el colecho es una buena opción para cuando los niños están un poco enfermos, con tos o resfriados, de esta forma podemos controlarlos mejor y si tienen temperatura nos damos cuenta enseguida.