mujer

Razones para dejar de decir "No" a los hijos

razones para dejar de decir no a los hijos 1
moodboard/moodboard/thinkstock

Los padres muchas veces contestamos con un "no" a las peticiones de nuestros hijos para no molestarnos en ceder a algo que en esos momentos no nos apetece. Algo un poco egoísta, ¿verdad?

Hazte una pregunta: ¿Cuántas veces le exiges a tu hijo algo que en ese momento no le apetece a él, pero es lo correcto en ese momento y debe cumplirlo?

No quiero decir que tengas que contestar "sí" a todo lo que tus hijos te exijan ¡ni mucho menos! Así solo se volverían más egoístas y caprichosos. Pero sí sería adecuado que flexibilizaras tu negativa en beneficio de todos. ¿Qué te parece la propuesta?

Razones para no abusar del "no"

Abusar de las negativas ante las propuestas de los niños no es algo necesario para educarlos correctamente. Antes de decirle que no, piensa: ¿realmente es necesaria esa negativa? ¿Qué quieres conseguir con ese "no"?

Hay padres que abusan de forma indiscriminada del no, y esto puede tener consecuencias negativas. ¿Quieres conocer algunas de ellas? Atenta:

  • Si abusas del "no" aumentará el sentimiento de ansiedad e impotencia de tu hijo por no entender tu negativa ante su petición.
  • Conseguirás que a la larga tu hijo se convierta en un niño desafiante por no confiar en ti, ya que sentirá que no confías en él.
  • Estarás perjudicando su importante desarrollo de toma de decisión y su iniciativa.
  • En contrariedad a tus intenciones de que te obedezca y sea dócil, le estarás obligando a desobedecerte y a crear un ambiente tenso.

Te interesará: Cómo evitar las rabietas de los niños en público

razones para dejar de decir no a los hijos 2
luckyraccoon/iStock/Thinkstock

Cambia el discurso

No es necesario que estés todo el día con la palabra "no", ¡no le cortes las alas tanto! Cambia tu discurso y cuando realmente sea necesario decirle que no, hazlo de manera que ambos salgan beneficiados. Por ejemplo, si tu hijo te pide poner la televisión y quieres decirle que no porque no ha hecho sus deberes, dile algo así como: "Puedes poner la televisión cuando hayas acabado tus tareas escolares".

Seguro que te interesa: Cómo conseguir que los hijos sean obedientes

La mayoría de las veces, las reacciones negativas que tienen los hijos es a causa de una incomprensión ante ese "no" tan rotundo. Así que antes quejarte del "mal carácter" que tiene tu hijo, piensa si algo de lo que le dijiste o la forma en que lo dijiste es lo que genera ese malestar.

Es importante que recuerdes que el tipo de "negativas positivas" (por ejemplo, "sí, pero...) aumentará la colaboración de tu hijo. En cambio, si de tu boca salen constantemente los "no" y sin estar acompañados de una explicación posterior de por qué no, tu hijo se ha sentido enfadado, triste o airado.