mujer

¿Por qué los adolescentes quieren estar a la moda?

por que los adolescentes quieren estar a la moda 1
nensuria/iStock/Thinkstock

Si eres quien paga la ropa que tu hijo se pone cada día, imagino que más de una vez le habrás preguntado por qué quiere determinada prenda y no otra, y lo que es peor aún, hasta puede que hayas intentado persuadirlo para comprar otra sin tener éxito.

Cuando los hijos van dejando atrás su niñez, a los padres cada vez nos resulta más difícil comprarles cualquier tipo de ropa. A nivel personal me ha pasado de ir a comprar y volver con una prenda que creí que le encantaría y…. ¡Error! ¡Parece que ya no conozco los gustos de mi hijo!

¿Ser diferente o ser igual?

Según las opiniones de adolescentes recabadas por el sitio Buffalonews.com, las razones de por qué los adolescentes se visten a la moda son varias. Por una parte está el tema de las marcas, una gran mayoría de los jóvenes quieren vestir con las mejores marcas que hay en el mercado. Otros quieren llevar un estilo más casual e incluso alternativo y prefieran estar a la moda dentro del mismo, lo que puede significar dejar las marcas un tanto de lado o no, según prefieran. 

Hay quienes dice que gustan de llevar una marca de alto valor, es decir cara porque de algún modo los distingue y hace sentir diferentes ya que no todos tienen acceso a ella. Para otros jóvenes, el vestirse a la moda está muy ligado a la identidad que desean adoptar y transmitir al mundo que los rodea; su vestuario describe lo que desean comunicar, lo que quieren que otros vean al observarlos.

Los adolescentes tienen una gran necesidad de formar parte de algo, de pertenecer a un grupo con el que puedan identificarse, es normal y parte de su desarrollo, pero en el camino muchas veces renuncian a sus propios gustos para adaptarse a ese grupo que de algún modo los contiene.

por que los adolescentes quieren estar a la moda 2
shvili/iStock/Thinkstock

Cuando se puede complacer al adolescente y cuando no

Como padres y personas adultas, es probable que nos cueste entender -y recordar- que cuando éramos adolescentes también queríamos ser aceptados por nuestro grupo de amigos o encontrar nuestro estilo propio a través de cosas que nos definieran, como la ropa. La falta de esa "memoria" y los responsabilidades económicas que hoy en día debemos asumir, muchas veces nos puede llevar a no querer comprarle a nuestro hijo esa prenda que tanto nos pide.

Cuando es el factor económico lo que nos impide darle un gusto a nuestro hijo, sería bueno que se lo explicáramos para que entienda la razón de nuestra negativa y que no es un mero capricho nuestro, ni somos padres "malos". Por ejemplo, podríamos decirle: "Sé que esos jeans te gustan mucho y que te verías muy bien con ellos, pero en este momento no te los puedo comprar porque, si gasto el dinero para pagarlos, luego no tendría dinero para darte tu mesada". 

Pero cuando vemos la necesidad de nuestro hijo (por así lo sienten) de tener una prenda o nuevo celular -porque los equipos electrónicos también forman parte de las modas-, también debemos hablar con él y preguntarle por qué es tan importante para él tener esa prenda, o qué conseguirá si la adquiere. Ese sería un buen momento para conversar sobre la amistad y las conductas con los que también puede demostrar que integra un grupo y le es leal, como lo son el practicar el compañerismo.

La próxima vez que nuestro hijo adolescente acuda para pedirnos dinero para comprarse algo que está de moda, debemos identificar si se trata de una necesidad real (por ejemplo, sus zapatillas están viejas y realmente necesita unas nuevas), o de una forma de encontrar su forma de expresarse.