¿Qué hacer si mi hijo come plastilina?

Que hacer si mi hijo come plastilina 1
Jarin13/iStock/thinkstock

Te has descuidado un segundo y descubres, con horror, que la plastilina con la que tu niño estaba jugando ya no está en sus manos... sino en su boca. Ahora bien, respira profundo y conserva la calma: no es nada grave. Siéntate unos segundos y acompáñanos a dilucidar la siguiente cuestión: ¿Qué hacer si mi hijo come plastilina?

#1 No desesperes

Que hacer si mi hijo come plastilina 2
goce/iStock/thinkstock
Que los niños coman plastilina no es nada fuera de lo común -sus colores vivos y sus aromas agradables despiertan el interés de más de un paladar infantil. Por este motivo, las empresas encargadas de elaborar plastilina no suelen emplear productos tóxicos. Así que, si ya se la ha tragado, no desesperes. 

#2 Evita que se atore

Que hacer si mi hijo come plastilina 3
Diana Taliun/iStock/thinkstock
La nocividad de la plastilina no radica, entonces, en su constitución, sino en su potencial para obstruir las vías respiratorias. Así que si pescas a tu niño llevándose la plastilina a la boca, haz tu mejor intento para quitársela. Si has llegado demasiado tarde, y como sugerimos anteriormente, mantén la calma y asegúrate de que no se atore. 

#3 Crea tu propia plastilina

Que hacer si mi hijo come plastilina 4
ilona75/iStock/thinkstock
Si no te convence la idea de que tu niño se esté tragando un juguete de cuya constitución no estás muy segura, será mejor que prepares tu propia plastilina. Esta no tendrá un aroma tan atractivo como las compradas y desestimulará a tu niño a probarla. Ahora bien, si lo hace aún así, no tendrás que preocuparte: podrás estar segura que a tu niño estará a salvo. 

¿Conclusión? Siempre trata de evitar que tu niño coma plastilina, pero si no logras hacerlo, no te desesperes: no es el fin del mundo.