mujer

La ansiedad infantil: ¿cómo detectarla?

ansiedad infantil 1
kaanbelek/iStock/Thinkstock

Los niños menores de 3 años también padecen episodios de ansiedad. Es un proceso normal de crecimiento, además en esta edad el pequeño ya es capaz de comprender ciertos peligros del entorno y a veces le puede costar manejar esas emociones.

Como padres debéis ayudar a vuestro hijo a afrontar la ansiedad infantil, como por ejemplo: por empezar la nueva escuela y todo lo que ello conlleva. 

La ansiedad en los niños

La ansiedad es provocada por una preocupación excesiva que produce miedo ante un peligro ya sea físico o psicológico. Este miedo provoca una reacción automática en nuestro cerebro que al ser primitiva, está relacionada con la supervivencia.

Se genera estrés para poder enfrentarnos ante el "peligro" que acecha y así prepararnos para la lucha o salir corriendo, bloqueando así la capacidad de bienestar. Pero la vida no está en peligro en absoluto y es por eso que se debe aprender a manejar estas emociones.

Si un niño padece ansiedad y sus padres están cerca para consolar sus sentimientos negativos, aprenderá a calmarse, pero si sus padres no están a su lado sentirá cada vez más ansiedad afectando estas emociones a la larga en su desarrollo.

La ansiedad de separación que sufren los pequeños al iniciar la escuela irá desapareciendo para dar paso a miedos por empezar a tener una conciencia de lo que ocurre a su alrededor.

ansiedad infantil 2
Fuse/Thinkstock

¿Cómo saber si mi hijo sufre ansiedad?

Como cualquier cosa que no vaya bien, cuando un niño padece ansiedad hay señales que te van a avisar y para ello, como mamá o papá debes estar alerta.

No es raro si tu hijo se asusta con cosas nuevas pero se le pasa y desaparecen. Pero si te das cuenta que tu pequeño tiene ansiedad y dura más de tres semanas te aconsejo que acudas a un profesional.

Los adultos cuando tenemos ansiedad lo exteriorizamos de diferente manera tanto de forma física como psíquicas, con los niños pasa más o menos igual, pero te comentaré algunas de las formas en que los niños pequeños expresan su ansiedad.

Posibles señales

Cualquier cambio fuera de lo habitual puede ser una señal. Pueden llorar, pueden estar muy quietos, otros pueden estar bajo la falda de su madre de forma continua, otros pueden tener tics nerviosos. Los tics a esta edad puede ser algo normal, tendrás que fijarte si dura demasiado o si son demasiado exagerados para acudir a un profesional.

Si tu hijo siente ansiedad por algo en concreto, podrás saber qué es lo que le genera malestar porque evitará tal situación, como por ejemplo: enfadarse porque no quiere ir a la escuela, no quiere ir a las fiestas de sus amigos, no quiere ir al médico o al dentista, etc. 

Si crees que tu hijo puede tener ansiedad no te alarmes, primero controla el tiempo que perduran las señales y fíjate que no dure más de tres semanas, si sí que se dilata en el tiempo, entonces di lo necesitas, acude a un profesional.