mujer

Las primeras lecturas para mi hijo

primeras lecturas para mi hijo 1
Kraig Scarbinsky/Digital Vision/Thinkstock

Potenciar la lectura de los más pequeños de la casa es esencial para que desarrollen su pensamiento reflexivo, su imaginación y para lo más importante, para que creen el hábito de la lectura.

Para esto, primero debes hacerte unas preguntas: ¿Lees de forma habitual? ¿Tu hijo ve que eres una persona que lee? Debes ser su ejemplo si quieresconseguir que tu hijo lea.

Ser su ejemplo en la lectura

Una manera de empezar a ser su ejemplo es leyéndole. Aunque si tu hijo tiene menos de dos años, verás que para él los cuentos son un juguete más, pero que no te importe, porque observar los dibujos e interaccionar con él con sonidos y texturas le hará estar más cerca del mundo de la lectura.

Los libros infantiles con colores llamativos, con texturas y sonidos les atrae mucho la atención a los más pequeños de la casa. Te aconsejo que si tu hijo es menor de dos años le facilites cuentos de tela o de cartón duro.

Si es aún bebé pero balbucea, sabes que te escucha. Por eso léele cuentos cortos, haciendo pausas, mirando las imágenes con él para que las mire y pueda disfrutar a tu lado de una bella historia. 

primeras lecturas para mi hijo 2
Christopher Robbins/Digital Vision/Thinkstock

Lectura para niños según la edad

Para elegir las lecturas para tu hijo es esencial que tengas en cuenta su nivel de madurez. Piensa que un niño de seis años no podrá leer un libro para uno de 12 años, y si lo intenta se podrá sentir frustrado al no entender la mayoría de cosas. Y a la inversa pasaría todo lo contrario.

A partir de los dos años de edad el niño pasa por un desarrollo lingüístico muy significativo y podrá comprender que los cuentos son cuentos, por tanto es perfecto para que empieces a leerle historias sencillas, pero siempre con ilustraciones que atraigan su atención.

A medida que tu hijo evolucione en la lectura y en su comprensión, podrás añadir lecturas con más texto y menos dibujo, aunque hasta los 12 años es buena idea que la lectura venga acompañada con ilustraciones para procesar mejor la información.

Libros infantiles: ¿Qué temáticas? 

Cuando tu hijo domine la lectura, sobre los 6 o 7 años, deja que pueda elegir las lecturas que le resulten más entretenidas para que pueda asociar su tiempo de lectura con ocio y no con obligación o aprendizaje.

Guíale en su elección pero dejando que sea él quien tenga la iniciativa. Tu guía debe ser una orientación y nunca una imposición. Porque si le impones no lo acogerá gustosamente. Lo importante es que disfrute de la lectura.

No le niegues un libro porque sea de dinosaurios y tú prefieres otro más tradicional, o porque tu hija quiera leer uno de coches y tú prefieres que sea de princesas. Respeta sus gustos y no te preocupes.

Lo importante es que cree hábito con lecturas de su interés y acorde a su nivel madurativo; de este modo, cuando crezca la lectura será para tu hijo un buen y educativo pasatiempo.