mujer

Cómo vestir para ir al trabajo embarazada

vestir para ir al trabajo embarazada 1
iStock/Thinkstock

Cuando una mujer queda embarazada, el vestir se puede convertir en todo un dilema, sobre todo cuando se trata de ir a trabajar. Porque si estás en casa o en tu tiempo de ocio, no hay tanto problema porque con ir cómoda basta.

Lo importante es ir bien vestida, sí, pero también que tú estés cómoda según tu etapa del embarazo. Tampoco es necesario que te tengas que gastar una fortuna en ropa premamá porque es poco práctico y la ropa sólo la usarás en una temporada.

Compra la ropa únicamente que sea imprescindible, por ejemplo en el último trimestre. Pero si consigues que te la presten mejor.

Tejidos estrella para vestir en el embarazo

Estos son los tejidos que deberán ser tus aliados: lana, algodón, punto y cualquiera que sea elástico.

Durante el primer trimestre

En este período no es necesario que cambies mucho tu vestuario porque no tendrás mucho cambio en tu cuerpo. Así que con tu ropa habitual sería suficiente. Es importante que, si sientes que te aprietan los botones del pantalón que desabroches alguno. Con blusas anchas o camisetas algo más largas por fuera se disimula muy fácil.

Durante el segundo trimestre

Es posible que al principio de este trimestre aún no se te note mucho la barriga del embarazo pero notarás que necesitas algo más grande.

Aprovecha los pantalones que tengas con cintura ajustable, pantalones de cintura baja o pantalones con una talla mayor de aquella vez que quizá estuviste un poco por encima de tu peso.

Para sentirte cómoda ponte chaquetas largas, camisas amplias o faldas ampliar. Los leggings son una buena prenda para todo el embarazo prácticamente.

vestir para ir al trabajo embarazada 2
iStock/Thinkstock

Durante el tercer trimestre

En este trimestre seguramente en tu oficina ya sepa todo el mundo que estás embarazada. Es posible que estés disfrutando de tu baja premamá, pero hay muchas mamás que no pueden optar a esta baja o que simplemente no quieren porque se encuentran bien.

Sea cual sea el motivo por el que quieras trabajar en este trimestre, es imprescindible que te sientas cómoda y tu ropa para ir al trabajo sea práctica. Es posible que necesites comprarte alguna pieza de ropa, dependiendo del volumen que hayas adquirido durante tu embarazo.

Te aconsejo que en lugar de comprar (la ropa premamá es bastante costosa) acudas a sitios de Internet o tiendas de compra–venta de artículos de segunda mano o que alguien conocido como amigas, familiares o incluso compañeras de trabajo te presten la ropa.

Intenta combinar la ropa que tengas para hacer la mayoría de combinaciones posibles.

Durante todo el embarazo

Recuerda que durante el embarazo, sobre todo al final, los pies sufren, incluso pueden aumentarte una talla el calzado. 

El equilibrio se ve afectado porque el centro de gravedad de tu cuerpo sufre cambios, además que tu cintura se amplia y tu manera de caminar también cambia. Todo esto hará que debas guardar tus tacones o zapatos con plataforma y te decantes por zapatos planos, zapatillas, zapatos con tacón bajo y sobre todo que sea calzado ancho y cómodo.

En casa puedes vestirte como quieras, y en el tiempo de ocio también. Pero en el trabajo exigen una manera de vestir que debes adecuar a tu estado de embarazada, pero ante todo, tienes que mirar por tu comodidad y la de tu bebé.