mujer

Cómo demostrar el amor hacia nuestros hijos

demostrar el amor hacia nuestros hijos 1
Fuse/Fuse/Thinkstock

Los recibimos por primera vez en nuestros brazos, y el corazón parece no poder albergar todo el amor que sentimos por ellos; poner en palabras lo que sentimos los padres hacia a nuestros hijos sólo es posible parafraseando las más bellas poesías de todos los tiempos, y aún así, no alcanza.

Las posibilidades del diccionario castellano se vuelven finitas frente a lo infinito del amor. Y a medida que crecen, encontramos nuevas formas de demostrar nuestro amor hacia nuestros hijos, porque también nosotros crecemos como padres.

Hoyte sugiere algunas formas de demostrarles amor a nuestros hijos, más allá de la suavidad del "te amo", con que los abrigamos por las noches, mientras se entregan al mundo de los sueños.

Dándoles alas de libertas es darles amor

Si amas algo, déjalo libre... Permíteles a tus pequeños que se expresen libremente, resiste la tentación de corregir de inmediato cuando expresa una emoción negativa. En su lugar, permítele hablar de lo que siente y construye ese puente invisible de confianza que lo llevará a tu hijo a buscar siempre tu hombro cuando lo necesite.

Esfuérzate para escucharlos cuando te compartan sus sentimientos, sus pensamientos, sus sueños; míralo a los ojos y escúchalo, aunque en la cocina se amontonen los platos para lavar y la ropa para planchar emule la Torre de Pisa. Ten en cuenta sus preferencias y deja que participe en las decisiones que tienen que ver con la vida familiar. Esto le hará saber que es tenido en cuenta.

demostrar el amor hacia nuestros hijos 2
Pavel Losevsky/iStock/Thinkstock

Las pequeñas cosas marcan la diferencia

Sorpréndelo con una tarjetita que diga cuánto lo amas guardada cuidadosamente en su lonchera escolar; coloca debajo de su almohada su golosina preferida como premio por lo bien que se portó ese día; improvisa su nombre con una sonrisa con los cereales en el plato de su desayuno. El abrazo tan anhelado no tardará en llegar.

Siempre cumple las promesas y no hagas promesas que no puedas cumplir. Tanto las amenazas vacías como las promesas que no sean cumplidas dañan la confianza en una relación.

Dile "te amo", tantas veces como quieras, como te lo dicte el corazón, como se te antoje; nunca será demasiado; dile "te amo", aún cuando te sientas contrariado, incluso cuando tu pequeño no esté en su mejor momento, porque en eso radica la incondicionalidad del verdadero amor; amarlos en plenas rabietas o cuando sean escoltas de bandera en la escuela; amarlos cuando parece que no nos escucharan y cuando todo su ser está pendiente de nosotros, amarlos, amarlos hasta la Luna y más allá.

Comparte con qué pequeños gestos de demuestras amor a tu hijo diariamente.