mujer

Los primeros baños del bebé

los primeros banos del bebe 1
iStockphoto/Thinkstock

Entre la emoción de la llegada del nuevo bebé, también surgen dudas y miedos. Uno muy común es a la de los primeros baños del bebé, pues si ya es difícil sostener a una cosita tan pequeña y delicada, cómo lograremos esta hazaña ahora bajo el agua.

Principales miedos a la hora del baño

Cada etapa que vivimos como padres tiene su propia hazaña. Para algunos cuesta un poco más, para otros es algo más natural. Lo que es un hecho es que mientras más nos aventuremos a convivir con nuestros pequeños, menos miedos tendremos y así poco a poco dominaremos temas como el baño del bebé.

Hasta la fecha, me siento muy orgullosa por haber bañado a mi hijo por primera vez, aún con los dolores de la cesárea y teniendo a mi madre para ayudarme. Francamente no me hubiera perdido ese momento por nada del mundo, y sólo así es cómo uno va aprendiendo.

Los miedos más comunes en esta actividad suelen ser soltar al bebé, que trague agua, que le de frío, que el agua esté muy caliente, no bañarlo adecuadamente. No obstante, estos mismos miedos pueden ayudarnos a prevenir y estar preparados para hacer del momento algo más seguro y disfrutable para ambos.

los primeros banos del bebe 2
iStockphoto/Thinkstock

Consejos a la hora del baño

Lo primero es decidir si se le quiere dar el baño en la ducha o en tina, cada uno requiere de sus propios cuidados y cuenta también con ventajas. Por ejemplo, en la ducha podemos medir el agua con nuestro propio cuerpo y así evitar quemar o enfriar al bebé. También puede convertirse en un momento muy íntimo ya que el baño se hace con el bebé pegado al cuerpo, aprovechando esto podemos cantarle canciones, mecerlo o acariciarlo.

Si optas bañar al bebé en la ducha, te recomiendo siempre lo hagas cuando alguien más esté en casa y así pueda pasarte y recibir al bebé, así como estar al pendiente si el agua se enfría o para cualquier accidente.

El principal temor en la ducha es que el bebé se resbale. Si este es tu caso o si aún no dominas el tema, puedes bañarte con una camiseta o envolver al bebé en una tela para sujetarlo mejor.

Por otro lado, en la bañera es mucho más difícil que el bebé sufra algún accidente, claro, siempre y cuando no lo dejes solo. Si vas a bañar a tu bebé en la tina o bañera colócala en una habitación cerrada donde no circule aire. Para bebés muy pequeños existen unas camitas de algodón o espuma que van dentro de la bañera para sostener su cuerpecito o bien puedes introducir tu brazo y rodearlo como si lo fueras a cargar y con la otra mano hacer el resto.

Revisa siempre la temperatura del agua con el antebrazo y no con la mano, coloca todo lo que vayas a necesitar a la mano para que no tengas que dejar a tu bebé ni un minuto sin verlo, utiliza poco agua y ten siempre otro poco al alcance.

Para ambos casos te recomiendo dejar su cambio de ropa listo sobre la cama o el cambiador, puedes poner música para tranquilizarse ambos, utiliza productos neutros especiales para su etapa y si puedes llevar a cabo esta actividad acompañada, mucho mejor.

Y tú, ¿cómo bañas a tu bebé?