mujer

Cómo ayudar al bebé a superar el dolor por las vacunas

ayudar al bebe a superar el dolor por las vacunas 1
Wavebreak Media/Thinkstock

Enfrentar el momento de la aplicación de las vacunas no suele ser muy agradable, ni para los pequeños, ni para las mamás. Sobretodo, porque no podemos explicarles a nuestros hijos por qué permitimos que alguien le "pinche" el bracito y le produzca ese dolor, y al mismo tiempo, que nos sentimos impotentes de no poder evitárselo.

Sin embargo, siempre hay algo que podemos hacer las mamás para aliviar las molestias de nuestros pequeños. Por eso, hoyte acerco algunos trucos para ayudar al bebé a superar el dolor por las vacunas.

Si la máma está tranquila, el bebé también lo estará

Según el doctor Neil Schecter, pediatra de la Escuela de Medicina de la Universidad de Pittsburgh, en el momento de la aplicación de las vacunas en los bebés, es muy importante el comportamiento de los padres para aliviar la ansiedad y el dolor que pueda sentir el bebé. Si un padre se encuentra demasiado ansioso, nervioso o preocupado, seguramente estos sentimientos se los transmitirá al niño inconscientemente.

Por eso, en el caso de los niños más pequeños es importante la contención oral; mientras que para los niños un poco más grandes es importante explicarles lo que ocurrirá y que sólo será por unos minutos, al mismo tiempo que se puede intentar distraerlo cantando alguna canción o con algún juego.

ayudar al bebe a superar el dolor por las vacunas 2
iStockphoto/Thinkstock

Aliviar el dolor de las vacunas

Según Schecter, hay un método que alivia el dolor que produce el pinchazo de la vacuna. Se trata de diluir azúcar en una botella chica de agua, y ofrecerle al niño unos sorbos unos minutos antes de la aplicación de la vacuna, que tendría un efecto analgésico.

Durante la aplicación, es importante que los padres abracen al niño, brindándole contención y seguridad. Para después de la inyección, es conveniente colocar una bolsita con hielo sonbre la zona donde recibió el pinchazo y se le puede dar analgésico oral como, por ejemplo, ibuprofeno, previa consulta con el pediatra.

La mayor tranquilidad que tenemos los padres es saber que siempre, siempre, hacemos lo mejor por nuestros hijos. Eso nos tiene que dar serenidad para acompañarlos y contenerlos, aún esos momentos que pueden ser más traumáticos para ellos, como el momento de la aplicación de las vacunas correspondientes o la visita al dentista.

Abrazarlos, besarlos, sostenerles la mano, para que sientan que pase lo que pase siempre estaremos a su lado. Siempre.

Comparte en EntrePadres cómo viviste la primera aplicación de una vacuna en tu bebé.