mujer

La música en el desarrollo de los niños

beneficios de la musica en el desarrollo de los hijos 2
iStockphoto/Thinkstock

La música es totalmente terapéutica, eso está demostrado. Cuando escuchamos música que nos gusta nos sentimos alegres, felices y todo esto repercute en grandes beneficios para nuestro organismo. Dejemos que nuestros hijos se beneficien también de poder escuchar música desde pequeños.

Estos beneficios de la música en el desarrollo de los hijos implican beneficios emocionales, de coordinación motora, para el lenguaje, para la relación con los demás, antiestrés, entre otros, lo que hace que la presencia de la música en casa sea muy importante. Sin embargo, hay que saber elegir la música, ya que hay músicas que pueden causar el efecto contrario al de relajación para nuestros hijos. 

La música clásica y los niños

Don Campbell autor del libro Los efectos de Mozart en los niños asegura y demuestra que escuchar la música de Mozart desde edades tempranas es un constante beneficio a muchos niveles para nuestros hijos. 

No quiere decir que solo se vaya a escuchar música clásica, hay canciones para cada edad que son educativas y una forma muy intuitiva de aprender para los niños. Pero en el caso de la música de Mozart existe algo especial a la hora de la educación de nuestros hijos. 

Se trata de una música que no está saturada sino que llega directa y de forma sencilla a nuestra emoción e intelecto. Una música muy equilibrada y clara, casi pura matemática con mucho sentido común y que aviva los sentidos de quienes lo escuchan.

En todo caso, el mismo autor asegura que otras músicas de diferentes estilos producen efectos beneficiosos en el desarrollo de los niños; folk, pop, himnos, internacional, música infantil e incluso el rock pueden servir como cafeína para activar al niño cuando está con poca energía o ánimo.

beneficios de la musica en el desarrollo de los hijos 3
Digital Vision/Photodisc/Thinkstock

Efectos de la música en los niños

Cuando el niño nace, su cerebro todavía está en desarrollo y hay muchas potencialidades que se pueden aún desarrollar más y potenciar. Con la música podemos hacerlo, y para ello la música de Mozart se ha demostrado como muy beneficiosa. Por ejemplo, en niños de edad escolar, la música puede crear un ambiente más propenso al estudio y aprender de forma mas rápida y mejor. 

Para que la música tenga efecto real sobre los niños y jóvenes no basta solo con tener un hilo musical de fondo. Se trata de involucrarnos en la música y ayudar a nuestros hijos a que lo hagan.

Lo niños aman cantar y esto también tiene efectos positivos para ellos, ya que van incrementando su vocabulario y capacidades de lenguaje de forma mas rápida que los demás. Pero no solo eso, la música se puede convertir en un elemento de unión entre los miembros de la familia. 

Como consejo, no te escandalices de la música que escuche tu hijo preadolescente o adolescente. Comparte con él, cada generación tiene sus gustos.

¿Tienes la costumbre de escuchar música en tu familia?