mujer

¿Por qué las mamás necesitamos un pasatiempo o hobby?

pasatiempos en mamas 1
iStockphoto/Thinkstock

Hay mamás que tienen aficiones que todos admiran. Hacen muchas labores a veces diferentes como tejer, bordar, coser, cocinar postres, también decoraciones especiales, jardinería y muchas más cosas. Estas aficiones van mucho mas allá de las tareas del hogar que normalmente se hacen.

Muchas personas piensan o dicen que su pasatiempo favorito es su familia. Pero la familia en sí misma no es un pasatiempo. Un pasatiempo o hobby es una actividad que ocupa el tiempo y los pensamientos, y que al mismo tiempo es una diversión o distracción para quien la realiza.

pasatiempos en mamas 2
Maria Teijeiro/Lifesize/Thinkstock

Pasatiempos en mamás

Las mamás necesitamos descanso, relajarnos y "escaparnos" de la rutina de vez en cuando. Sin embargo, para algunas la idea de tomar un pasatiempo es algo agotador o no están seguras de querer tomarlo. Pero probar algo que realmente la aleje del estrés y se convierta en alimento para su espíritu y le de nuevas perspectivas de la vida es algo muy bueno tanto para su rol de madre como el de mujer.

Algunas aficiones como la fotografía son muy interesantes y podemos tomar cursos en la web o en la comunidad donde vivimos. Visitar con nuestros hijos exposiciones de fotografías puede ser un pasatiempo muy atractivo que puede rendir frutos en un futuro detrás del lente de una cámara.

Entrar a cantar en el coro de la iglesia o ayudar a decorar fiestas u ocasiones especiales es una distracción que alegra y levanta el estado de ánimo de nosotras, las mamás.

Tomar una caminata y hacer ejercicio como senderismo o ciclismo es muy bueno para el cuerpo y psicológicamente nos ayuda a relajarnos y olvidar el estrés de las situaciones cotidianas del día a día. También se pueden combinar dos aficiones: por ejemplo, los que mencionaba, el senderismo y la fotografía para ir viendo los cambios de estación.

Al final resulta que muchas veces lo que necesitamos es un descanso, tomar un baño y después una larga y descansada siesta. O quizás leer un buen libro es suficiente para sentirnos bien.

Pero lo más importante de una afición es lo que aprendemos con ella y lo bien que nos sentimos mientras la hacemos. Es un momento de disfrute y relajación para el estrés que muchas madres podemos sufrir. Aunque sea nada más sentarnos a mirar lejos durante un buen rato, haciendo ver que estamos cosiendo o tejiendo un suéter que nunca acabamos de terminar de hacer.

¿Tú tienes algún hobby o pasatiempo desde que te convertiste en madre?