mujer

El aprendizaje de la concentración en los niños

aprendizaje de la concentracion en los ninos 1
Flying Colours Ltd/Photodisc/Thinkstock

Con los niños debemos de ser realistas y entender que están en una fase de aprendizaje en la que no son capaces de realizar todo con total celeridad y de forma correcta. Uno de los puntos flojos en los niños es la concentración o la atención. Definiendo concentración como la atención en una sola cosa, nos encontraremos con que la disipación en los actos de los niños es bastante grande. 

Si bien no es algo que deba de preocuparnos en exceso, es algo que debemos de ir trabajando con ellos, ya que algunos aspectos de su vida temprana como el colegio requieren de concentración. Por ejemplo, muchos problemas a la hora de realizar los deberes o tareas de la escuela son por falta de concentración en los niños, y se refleja en una falta de motivación.

Si entendemos la concentración como vivir el momento presente, estaremos inculcando en nuestros hijos uno de los valores mas importantes para manejarse en un mundo tan contrario a realizar solo una cosa a la vez.

La atención en los niños

Para mantener la atención en los niños es fundamental la motivación, la diversión, el conocer algo nuevo e interesante. Esto es algo que tanto los padres como los profesores deben de tener en cuenta y preocuparse por mostrar cada cosa como lo mas interesante y divertido en ese momento.

Una vez más, la actitud de los padres es fundamental en este tipo de problemas. Hay una relación muy grande entre niños con problemas de concentración y entornos domésticos en los que no hay un orden y reina el caos. 

Queremos decir con esto que el entorno agradable, ordenado, limpio y en el que se cumplen los horarios es un entorno que va enseñando al niño a mantener su mente de igual forma, lo que facilita la atención y la concentración en las tareas que realice. 

Otros aspectos importantes para que los niños aprendan a mantener la concentración es el del aprendizaje de la relajación. Cuando se está relajado, la mente se tranquiliza y es capaz de mostrarse receptiva a una sola actividad. A veces es mejor que el niño juegue un poco después de llegar de las clases antes de ponerse a realizar las tareas. 

El aspecto lúdico en los pequeños es muy importante, pues ellos quieren aprender a toda costa pero para ello hay que presentar el material como lo más interesante del mundo. Con la colaboración de los ordenadores y con la de los padres, los niños con mayores problemas de concentración pueden ser comprendidos y ayudados poco a poco. 

aprendizaje de la concentracion en los ninos 2
Ableimages/Lifesize/Thinkstock

Cómo manejar la falta de atención del niño

Los padres no deben enfadarse y gritar al niño que no se concentra. Más bien, deberán ignorar estos hábitos y reforzar con cariño y premios los comportamientos en los que su hijo logra mantener la concentración.

Deben de tener expectativas realistas y darse cuenta de que mantener 5 minutos sentado y realizando sus tareas sin ninguna otra distracción a un niño que muestra incapacidad para concentrarse es todo un récord. Este período de tiempo se puede ir aumentando poco a poco cada día.

Al principio, la participación de los padres es fundamental, permanecer con ellos y ayudarles a realizar una tarea les motivará para realizarla, de tal forma que poco a poco los padres pueden ir permaneciendo menos con él. En algún momento el niño tendrá la capacidad para concentrarse y realizar los deberes sin necesidad de compañía ninguna. 

La falta de concentración infantil puede traer muchos problemas en la vida escolar de nuestros hijos. Lo mejor es ir inculcando esta capacidad paulatinamente en los niños.