mujer

El ejemplo de los padres en la educación de los niños

la importancia del ejemplo de los padres en la educaci%C3%B3n de los ni%C3%B1os 1
Thinkstock / Digital Vision

La educación de los hijos es algo que no podemos desatender. Una vez que hemos decidido traer a alguien a este mundo, es nuestra responsabilidad educarlo de la mejor forma, pues la calidad de vida de esta persona dependerá de cómo desarrollamos nuestra función como progenitores en los primeros años de vida.

Los niños son como esponjas que aprenden de todo lo que observan y escuchan, son como antenas receptivas preparadas para aprender en todo momento. Como padres tenemos la gran responsabilidad de ser ejemplos para nuestros hijos en todo momento.

La imitación en los niños

Aquí podemos aplicar aquello de más vale una imagen que mil palabras. ¿De qué le sirve a un niño todo un discurso sobre los peligros del tabaco en la salud cuando después puede observar cómo su padre llega a fumar un paquete de tabaco diario?

Algo muy importante en la educación infantil es la congruencia en los comportamientos de los padres con respecto a lo que se intenta inculcar en los mismos como valores esenciales para su comportamiento frente a la sociedad.

La repetición o imitación de comportamientos por parte de los niños con respecto al comportamiento modelo de sus padres va desde las acciones motoras y verbales, hasta los sentimientos y pensamientos.

la importancia del ejemplo de los padres en la educaci%C3%B3n de los ni%C3%B1os 2
Thinkstock / Digital Vision

Qué deben hacer los padres

Lo primero que deben de hacer los padres es tomarse lo mas en serio posible la educación de sus hijos y después, llegar a un acuerdo entre ellos para comportarse de una forma unánime.

Es importante que los padres sean personas ejemplares en la intimidad del hogar, ante los vecinos, ante la sociedad, en el supermercado y donde quiera que vayan, pero sobre todo, prestar mucha atención a cada cosa que vayan a hacer o decir delante de sus hijos.

Los padres tienen que hacerse conscientes de lo importante que puede llegar a ser cada palabra y comportamiento realizado frente a sus hijos. En la mayoría de las ocasiones, los jóvenes más inadaptados y conflictivos socialmente han tenido una infancia llena de violencia, con falta de atención y cariño, llevándoles a este tipo de personalidad conflictiva.

No se trata de ser padres que consienten todo lo que su hijo quiere. Se trata de padres que tratan de establecer una disciplina de comportamiento a sus hijos pero a través del cariño y, sobre todo, dando los mejores ejemplos que, al final, es con lo que ellos se van a quedar mas impactados.