mujer

¿Tu bebé pisa chueco? ¡Cuidado!

164550134
iStockphoto/Thinkstock

No hay nada más satisfactorio que ver a nuestros bebés avanzar y lograr cada una de las etapas de su temprana vida, más aún sabiendo de la importancia que tienen y la influencia que darán a lo largo de su desarrollo. Uno de los momentos más memorables es cuando nuestro bebé logra pararse y más aún cuando da sus primeros pasos. Si bien desearíamos que todo fuera perfecto, no siempre es así. Pero no te preocupes, para ello lo importante es la atención y seguimiento que demos a nuestros pequeños.

Como había mencionado antes, mi hijo cuenta con un atraso en su desarrollo motor, por lo tanto he tenido que seguir muy de cerca sus avances y atrasos, entre ellos, la tarea de observar constantemente desde sus expresiones hasta movimientos. Por suerte esta atención nos permitió distinguir algo peculiar en la forma en que se sostiene, más aún en que intenta caminar (digo intenta porque aún no lo logra).

Por ello la importancia en tomar conciencia en la atención oportuna a los primeros pasos del bebé que sólo se dará conociendo a nuestros hijos. Si notas al igual que tu hijo no logra caminar correctamente, que pisa raro o deforma sus zapatos es hora de llevarlo con el médico correspondiente.

Primeros pasos del bebé: señales para observar

Bebe pisa chueco
Stockbyte

Aunque son múltiples los diagnósticos que pudieran darse por problemas en el pie en bebés, la mayoría se detectan con ciertos rasgos repetitivos, por ejemplo:

El bebé no se para

Si notas que tu bebé ya está en edad de mantenerse en pie y no tienes ningún diagnóstico que pudiera sucitar algún problema, es probable que algo ande mal con sus pies y por ello no son capaces de sostener el peso de su cuerpo. Si, por el contrario, se para pero notas un considerable arqueo en sus pantorrillas, se puede deber a la falta de fuerza o malformación en su anatomía.

El bebé no camina

Si tu bebé ya está en la edad de caminar, se logra parar o avanzar con andadera pero no consigue dar pasos firmes y no tienes ningún otro diagnóstico que pudiera justificar este problema, es probable que tu bebé tenga problemas en las articulaciones, dedos, planta del pie, etc., que al moverse sea cuando le generan incomodidad y por ello se rehúsa.

Pie plano

El arco es esa curva en el pie que desde muy temprano puede notarse, aunque al principio puede costar trabajo identificarla, ya sea por la gordura del pie o el pequeño tamaño. Sin embargo, si por más que pase el tiempo no notas que esa curva sobresalga, es muy probable que tu bebé tenga el pie plano o un arco muy pequeño.

Tobillos doblados

Si al pararse o andar a tu bebé se le doblan los tobillos hacia adentro o afuera sin duda requerirá de atención especial, más aún si se da junto a las demás señales.

Tratamiento especial

167618872
iStockphoto/Thinkstock

Por fortuna muchos de estos problemas tienen solución si se les detecta a tiempo con el uso a veces de simples plantillas, zapatos especiales, férulas o aparatos ortopédicos según la gravedad del problema.

Cualquiera de las señales anteriormente mencionadas o cualquier anomalía que notes en el andar o anatomía de los pies del bebé, deberás consultarla con el médico correspondiente. En muchas ocasiones el mismo pediatra puede darte la solución o guiarte con el médico indicado que por lo general se trata de un ortopedista.