mujer

Estimulación temprana desde casa

Cuando supe que mi hijo tenía un notable retraso psicomotor puse toda la responsabilidad en los terapeutas expertos, argumentando que yo no tenía el conocimiento suficiente para ayudarlo. Sin embargo, al ver la simplicidad de sus terapias recobré la seguridad como madre para poder ayudarlo, y me di cuenta que gran parte de la estimulación temprana del niño viene de actividades cotidianas que no implican mayor conocimiento sino amor y paciencia.

Si bien cada niño o niña son únicos y diferentes, hay algunos métodos que pueden servir acoplándose a toda necesidad y por simple que parezcan a crear un cambio considerable en su desarrollo. A continuación te comparto algunas de las actividades de estimulación temprana en casa que he aprendido y sin duda han dado resultados.

Juguetes didácticos

Por su propia naturaleza, los pequeños sienten una gran afinidad por armar cosas, ensamblar piezas y apilar objetos. No necesitan ser juguetes de marca, he visto unos muy sencillos hechos de madera o tela por ejemplo.

Siéntate a su lado y observa primeramente su comportamiento, poco a poco ve involucrándote y guiándole. Nunca lo regañes o resuelvas el juego en su lugar. Para esta actividad necesitas paciencia y dedicarte así sean unos minutos enteramente a ponerle atención.

Explica cada instrucción por más simple que parezca, recuerda que los bebés son esponjitas y aunque no lo veas absorben cada una de las palabras que se les enseñan; “este círculo rojo va en el espacio amarillo, círculo rojo, en el amarillo, así" y le muestras cómo.

Masajes corporales

estimulacion temprana desde casa 1
Dmitry Naumov - RF - Thinkstock

La estimulación de tus manos sobre su cuerpecito tiene múltiples beneficios, desde los físicos hasta emocionales, después del baño, antes de dormir, entre el cambio de cada pañal, etc.

Puedes untar un poco de crema o aceite en tus manos y comenzar a masajear su cuerpo. Si bien hay técnicas de masajes para bebés, no necesitas ser una experta para dar bienestar a tu bebé; acaricia de arriba abajo su cuerpo comenzando por cada extremidad y terminando en el tronco, habla con tu pequeño mientras lo haces y dile cuánto lo amas.

Ejercicios de estimulación

estimulacion temprana desde casa 2
Fuse - RF - Thinkstock

Personalmente pasé mucho tiempo esperando la orientación de un experto para conocer qué tipo de ejercicios estimulan al bebé en su fuerza física y todo para darme la sorpresa de lo simple y accesibles que estos pueden ser.

Comienza con un calentamiento en las articulaciones y estiramiento, tal y como lo haría un adulto antes de ejercitarse; ambas manos al frente con brazos estirados haciendo un movimiento hacia arriba y comienza la cuenta hasta llegar a 10, toma sus rodillas y flexiónalas hacia el abdomen, cuenta nuevamente, toma un brazo y muévelo en círculos llegando hasta 10 y así sucesivamente. Vuelve a repetir.

Acomoda a tu bebé recostado boca arriba entre tus piernas extendidas, toma sus rodillas y dóblalas sujetándolas entre tus muslos. Coloca tus manos de tal forma que el bebé pueda sujetarse de ellas y anímalo a incorporarse como haciendo abdominales.

Quizá necesite un poco de ayuda pero la idea es que el mayor esfuerzo lo haga solo. Haz el mismo ejercicio en otra serie, con la variante de motivarlo a que se ponga de pie después de flexionarse, acuéstalo y vuelve a empezar.

Recostado con la espalda plana tómalo de su cintura e impúlsalo a que levante la barriga, quedando así sostenido únicamente por las extremidades y formando un arco. Haz 4 repeticiones de 10 tiempos.

Estimúlalo a alcanzar cosas por sí mismo, a rodarse en su propio cuerpo, a rebotar en una pelota, gatea junto con él, muéstrale diferentes texturas en objetos y superficies... En fin, la idea es darles la estimulación necesaria adaptada a nuestra vida moderna donde así, sean unos minutos u horas al día, y desde casa, nuestro bebé reciba el amor y la atención necesarias.

Y qué mejor que por parte de mamá y papá.