Consejos para una disciplina infantil eficiente

como hacer eficiente la disciplina infantil2
Osuleo - RF - Thinkstock

Probablemente la palabra disciplina nos hace pensar en un régimen militar, esto es, un sistema preciso de órdenes que una persona debe cumplir sin chistar. Sin embargo, cuando hablamos de disciplina infantil nos estamos refiriendo a una enseñanza de valores espirituales y sociales de los padres a sus hijos, mediada por el amor y la ternura, pero también por el rigor y la consecuencia.

Los niños son seres humanos, no máquinas o animales, y han de aprender a ser buenas personas, aunque con criterios propios y sentido de la independencia. ¿Cómo cumplir entonces con eficiencia esta difícil meta?

¿Cómo hacer eficiente a la disciplina infantil?

Edades de los niños

Lógicamente la disciplina infantil se relaciona con la edad que tenga el niño en cuestión. No podemos exigirle a un niño pequeño que tenga autocontrol. Si tu hijito sale corriendo hacia la calle lo más aconsejable es que lo detengas por medio de una orden directa. No tiene sentido explicarle las razones en ese momento porque aún no lo entendería.

Gradualmente, en una combinación entre tu prohibición y la razón, se irá conformando un sentido de disciplina cuando el menor pase a otro nivel de desarrollo. Ya los niños escolares pueden comprender mejor, en este caso habrá oportunidad de darles siempre las razones de cada medida y de castigar la falta que se cometa.

como hacer eficiente la disciplina infantil3
Miroslav Ferkuniak - RF - Thinkstock

Sentido de la disciplina

Algo muy importante que deben entender los padres a la hora de disciplinar a los hijos es que la idea de la educación no es mostrarle al niño quién es el que manda en casa. La autoridad es solo un medio para enseñar a los pequeños buenos valores, no el objetivo. El sentido de la disciplina debe partir de ayudar al menor a crecer como persona, a aprender todo lo que pueda convertirlo en un ser humano útil y sociable. No uses frases como: "Porque lo digo yo" para responder a las interrogantes de tu hijo. En su lugar argumenta con los valores necesarios: no se debe lastimar a otras personas, hay que cuidar de la naturaleza, te puedas dar un golpe y enfermar, entre otros ejemplos.

Castigo

La forma en que se aplica el castigo a un niño dependerá de su edad y personalidad. Después de los 3 años de edad los niños saben ya la diferencia entre lo bueno y lo malo, así que se puede ya pensar en cómo castigar las conductas inapropiadas. Ahora bien, nunca olvidar que se penaliza la conducta no al pequeño. La finalidad, repetimos, es enseñar. Resulta importante que el niño sienta que lo queremos, que lo que estamos recriminando es su mal proceder. El castigo debe ser inmediato, son incorrectas expresiones como: "Cuando tu papá regrese…"

como hacer eficiente la disciplina infantil4
Wavebreakmedia Ltd - RF - Thinkstock

Muy efectivo es separarlos hacia un rincón y que se queden allí un rato. Este método funciona incluso con niños muy agresivos o con preadolescentes rebeldes. La única diferencia es que a los pequeñitos se les deja sentados en una silla 2 o 3 minutos, a los grandes se les mantiene aislados tanto tiempo como sea necesario para que acepten las exigencias paternas. Este tiempo permite que se calmen ambos lados de la relación, padres e hijos, lo que los lleva a pensar y actuar con mayor claridad.

Pero el castigo más efectivo para un menor es precisamente la consecuencia lógica de un mal comportamiento. Hasta los preescolares comprenden que si salen a calle cuando sus padres les han dicho expresamente que no lo hagan, no podrán salir al día siguiente en lo absoluto. En el caso de los maltratos a otra persona, la consecuencia es la separación, cosa que el niño no desea, pues incluso los menores más rebeldes disfrutan la relación con otros.

Educar la disciplina infantil eficientemente es una de las tareas más importantes y difíciles de ser padre. No debes rendirte ni sentirte frustrado si el proceso es lento, pues todos fuimos pequeños y gracias a la paciencia de nuestros padres logramos a prender a comportarnos y a ser mejores personas. Insiste con losconsejos que te hemos dado y verás que gradualmente tu hijo comenzará a aceptar las normas de conducta y a relacionarse con las demás personas con respeto y consideración.