mujer

Los mejores y peores remedios caseros contra la varicela

Los mejores y peores remedios caseros contra la varicela 1
Thinkstock © iStockphoto

A lo largo del tiempo padres y familias en general han ido probando distintos remedios para combatir la varicela en casa. Algunos han sido muy efectivos; otros, en cambio, no han mostrado resultados favorables. En EntrePadres te mostramos hoy cuáles son los mejores y peores remedios caseros contra la varicela, de modo que puedas escoger adecuadamente y ayudes a tus hijos a sanar de la forma más rápida y benigna posible.

3 mejores remedios contra la varicela

Baño de avena

Según se ha probado en la práctica, el baño de avena es uno de los mejores remedios contra la varicela que se pueden realizar en el hogar, pues alivia la irritación que dicha enfermedad ocasiona en la piel, no sólo inmediatamente, sino durante una hora o más después de bañarse. Por esa razón es muy bueno aplicarlo cuando los niños se sienten muy molestos o justo antes de dormir, lo que hará que descansen toda la noche.

Basta reducir a polvo la avena y espolvorearla en la bañera llena de agua caliente. Esta se tornará de color lechoso y provocará una sensación de suavidad. Luego agrega agua fría para lograr una temperatura adecuada y haz que tu pequeño se sumerja allí por algunos minutos.

Calamina

La loción de calamina es un remedio efectivo, aunque sólo tiene un resultado puntual pues los efectos no son duraderos, al cabo del rato, regresan los escozores. De todos modos es una buena vía para lograr aliviar a tu hijo.

Loción de avena

Al igual que la calamina, las lociones de avena son excelentes para aliviar las molestias de la varicela, pero con la ganancia de que tienen un efecto duradero. Aplica una crema de este cereal, hecha a base de harina de avena y agua, por las zonas del cuerpo de tu hijo afectadas y obtendrás muy buenos resultados.

Los mejores y peores remedios caseros contra la varicela 2
Thinkstock © iStockphoto

3 peores remedios contra la varicela

Vinagre

Muchas personas creen que poner un poco de vinagre en el baño del niño será de ayuda para tratar la varicela. Sin embargo, la experiencia indica que este remedio no sólo es ineficiente, sino que el ácido puede provocar más incomodidades aún, e incluso dañar la piel.

Bicarbonato de sodio

La idea del bicarbonato de sodio, que no suena tan descabellada, es que seque las lesiones de la varicela y alivie los escozores. Sin embargo, la experiencia general es que no provoca ningún efecto sobre la piel enferma.

Miel

Si bien la miel tiene propiedades antibacterianas y puede sanar muchos problemas en la piel, lo real es que este método es muy poco práctico para aplicar en los niños. La miel tiene una textura pegajosa y ocasiona diversas molestias que pueden estresar al pequeño y a los padres. Es mejor intentarlo con la loción de avena.

Ya sabes cuáles son los mejores remedios caseros para tratar la varicela y cuáles los peores. Ahora a escoger para lograr que tu hijo sane lo más rápidamente posible y se alivien sus malestares con efectividad.