mujer

Cómo prevenir las várices durante el embarazo

87609968
Hemera Technologies/AbleStock.com/Thinkstock

En el embarazo, el problema de las várices o venas varicosas se agrava no sólo porque el sistema circulatorio tiene que trabajar más, sino también debido al aumento de peso. Por lo general es un problema hereditario. También en esta etapa aparecen acentuados los capilares de las piernas, pero éstos, después del parto, generalmente desaparecen o se reducen.

Si tu estás embarazada y también tienes problemas de circulación y várices puedes seguir estos simples consejos para saber cómo prevenir las várices durante el embarazo y evitar que empeore la situación.

Usar medias elásticas de compresión graduada

126955444
Zoonar/Thinkstock
Apenas tienes la confirmación de que estás embarazada tienes que comenzar a ponerte las medias elásticas especiales para várices todos los días. Lo importante es que te las pongas antes de levantarte de la cama así evitamos que las piernas se hinchen. Es bien sabido que las medias especiales de compresión disminuyen y previenen notablemente la aparición de várices y capilares en las piernas y reducen la hinchazón. De esta manera, las piernas se sienten menos pesadas y por lo tanto no duelen.

Moverse

99943920
Hemera/Thinkstock
Si estás en buenas condiciones físicas puedes caminar, hacer ejercicios de elongación y estiramiento. Evita de permanecer mucho tiempo en una misma posición, sentada o de pie. Un paseo de 30 minutos al día es ideal, ya que ayuda mucho a la circulación y oxigena los pulmones. Si tienes la oportunidad también puedes practicar ejercicio durante el embarazo o deportes como natación, gimnasia, yoga, etc. Sólo asegúrate de hacer movimientos.

Evitar bañarse en agua muy caliente

159108197
iStockphoto/Thinkstock
Esta hace que se dilaten las venas. Si lo deseas, una vez al día, puedes sumergir tus piernas o los pies en agua fría o tibia con sal gruesa para deshinchar.

Piernas en alto

153092198
iStockphoto/Thinkstock
De vez en cuando, durante el día, pon tus piernas en alto. Por la noche, trata de dormir con una almohada abajo de los pies, lo que facilita el movimiento de la sangre en las piernas. También te recomendamos auto masaje de las piernas desde los pies para arriba al menos una vez al día, generalmente por la noche cuando sentimos las piernas más cansadas. Esto ayuda a activar la circulación y evitar la retención de agua.

Beber mucha agua y comer sano

78652392
Jupiterimages/Pixland/Thinkstock
Es muy importante tomar 2 litros o más de agua al día y comer sano, muchas frutas y verduras, lo que facilita la eliminación de toxinas y mejora la circulación. Las várices son también comunes en personas que tienen sobrepeso o que comen muchas grasas, calorías o los alimentos muy salados.

Lo importante es tratar de no engordar demasiado durante el embarazo, ya que con tanto peso, es evidente que las piernas se hinchan y empeora la circulación sanguínea. Hay algunos alimentos que pueden ayudar en este sentido, que se pueden consumir diariamente, como frutos rojos, naranjas, cerezas, fresas, etc. Podemos hacer licuados o jugos entre medio de las comidas principales.

Si quieres leer más sobre várices en el embarazo no te pierdas nuestro artículo con las respuestas a las preguntas frecuentes sobre las várices durante el embarazo.