mujer

¿Qué es una hernia umbilical y cómo se trata?

Umbilical hernia 01
Saltanat/Wikimedia

Una hernia en un bebé suena como algo realmente extraño, pero no es tan raro. Existe un tipo de hernia diferente a las que afectan a los adultos, que puede suceder a un 10% de los bebés pequeños en el ombligo: se trata de una hernia umbilical, una curiosa protuberancia en la barriguita del recién nacido sobre el ombligo. En EntrePadres te contamos qué es una hernia umbilical y cómo se trata.

Hernia umbilical en bebés

¿Qué es una hernia umbilical?

Una hernia umbilical es una condición de malformación congénita benigna, que sucede cuando el ombligo no se cierra adecuadamente. Esto sucede antes de que el bebé nazca, los padres pueden notarlo tanto al nacer el bebé (al caérsele el nudito del cordón umbilical) o incluso algunas semanas después.

Una vez que la hernia se manifiesta es difícil de confundir: el aspecto de una hernia umbilical luce como una pequeña hinchazón o bulto hacia afuera, en forma vertical, que nace desde el ombligo del bebito. En algunos casos esta protuberancia surge hacia afuera del ombligo cuando el bebé tose o llora, pero en algunos bebés permanece constantemente en su barriga, incluso al ser empujada suavemente hacia adentro.

Síntomas de una hernia umbilical

A diferencia de otros tipos de hernias, una hernia umbilical es indolora para el bebé y el único síntoma es el reconocimiento de la protuberancia nacida del ombligo del pequeñito, como una hinchazón, en la zona herniada.

En algunos casos aislados la hernia puede verse estrangulada y generar dolor, pero por lo general no es el caso.

¿Cómo se trata una hernia umbilical?

En general, una hernia umbilical en un bebito no necesita tratamiento. Esta condición se reparará por sí misma con el paso del tiempo, para cuando el pequeño tenga uno o dos años de edad en la mayoría de los casos. En algunos bebés permanece hasta que el pequeño cumple los 4 o 5 años de edad.

Un pediatra puede tomar la decisión de derivar el caso a un cirujano pediátrico en algunas circunstancias excepcionales donde se presente una hernia umbilical. Esos casos son los siguientes:

  • Si la hernia del ombligo es demasiado grande; por ejemplo, si tiene más de 2 cm de largo en un niño de 1 o 2 años de edad
  • Si la hernia umbilical comienza a aumentar de tamaño
  • Si la hernia umbical no ha desaparecido para cuando el niño cumple 4 o 5 años de edad, para evitar complicaciones. En niños de edad escolar que permanecen con casos de hernia umbilical se recomienda su reparación quirúrgica
7398726960 436a019e13 b
tresross/Flick

Algunos datos sobre las hernias umbilicales

Aunque se desconoce la causa, las hernias umbilicales se dan más frecuentemente en bebés de piel negra y en bebés nacidos con bajo peso y bebés prematuros, en bebés cuyos padres o hermanos han tenido hernias umbilicales, en bebés con displasia de caderas y en caso de bebés varones con casos de testículos que no han descendido adecuadamente

No conviene intentar comprimir la hinchazón de la hernia (con alguna faja pequeña o prenda para este fin). De cualquier modo no ayuda a la desaparición de la condición.

Recuerda que en EntrePadres puedes consultar la guía de enfermedades del bebé para informarte acerca de de la salud de tu bebé.