mujer

¿Cómo bañar a los bebés?

Darle un baño a un bebé puede ser divertido pero al mismo tiempo asusta. Las mamás se ponen ansiosas pues no saben cuándo hacerlo, si el agua está muy caliente, cómo manipular al pequeño... En estos casos lo primero es calmarse y pensar que es una actividad más a aprender, como lo ha hecho el resto de las madres a lo largo de la historia. Entrepadres te ayudará con algunos consejos básicos sobre cómo bañar a los bebés.

Seguridad del baño

Antes de comenzar a bañar al bebé, asegúrate de lo siguiente:

  • Nunca debes dejar al bebé sin vigilancia en la bañera.
  • Pon agua fría en la bañera y luego el agua tibia, para evitar que esté muy caliente.
  • Antes de poner al bebé dentro vuelve asegurarte de que el agua está tibia.

¿Cuándo bañar al bebé?

No es necesario bañar al bebé todos los días, aunque si decides hacerlo para establecer en el niño una rutina diaria, está bien. Si se te pasa un día sin bañar, no es problema, recuerda que a esa edad los pequeños no huelen. Lo que sí debes hacer ese día que te saltes es pasarle unas toallitas sanitarias con agua hervida al tiempo por la cara y las zonas de abajo.

Cuando estés bañando al bebé no tengas miedo de rozar los restos de cordón umbilical del ombligo. Salpica agua en la zona y luego seca bien con cuidado usando una toalla suave.

152965630
iStockphoto/Thinkstock

Productos para el baño del bebé

En las tiendas se ofrecen productos para el baño muy diversos y le corresponde a la madre escoger según su preferencia. Los padres suelen escoger bañeras para bebé antes de que este nazca.

Más tarde empiezan a crecer y ya no caben allí, así pues una buena idea es bañarlos en el fregadero. Se venden también asientos de baño. Algunas mamás los encuentran muy cómodos, a otras les parece difícil manipular al bebé en ellas. Sí se recomienda comprar un termómetro para medir la temperatura del agua.

Los accesorios que no pueden faltar cuando vas a bañar al bebé son:

  • Toalla suave limpia
  • Jabón y champú de bebé (no hay que lavar la cabeza del niño todos los días)
  • Algodón para los recién nacidos o un trozo de franela para los bebés más grandes
  • Pañal limpio
  • Crema de bebé
  • Ropa limpia
159309922
iStockphoto/Thinkstock

Hora del baño del bebé

Asegúrate de bañar al bebé en una habitación limpia y agradable, donde no haya corrientes de aire. Antes de poner al bebé en la bañera mide la temperatura del agua, la ideal es 37ºC. Si la bañera es de esas en las que el bebé queda reclinado, pon agua que le cubra hasta los hombros. De ese modo, lo mantienes cálido cuando se recuesta.

Aguanta al bebé por la parte de atrás de los hombros y la cabeza y deja que patee y salpique lo que desee. Una vez que logres tenerlo dentro del agua, todo comenzará a ser muy divertido y relajante.

Olvídate de la cerilla de los oídos, es una sustancia natural que sola se va eliminando. Si ves que el bebé tiene los ojos sucios utiliza un trozo de algodón mojado en agua para lavarlos con suavidad. Poco a poco ve pasando trozos de algodón por las distintas partes del cuerpo y salpicando el agua.

Una vez que el pequeño está limpio y ha jugado un rato, retíralo de la bañera antes de que pueda pillar un resfriado. Envuélvelo en su toalla tibia y acurrúcalo para que entre en calor. No frotes duro al niño con la toalla, simplemente pásala con suavidad por todo su cuerpo.

Los bebitos tienen tendencia a la resequedad cutánea, así que no está mal ponerle un poco de crema para bebés y darle un masaje suave que humedezca la piel y relaje al niño. Luego vístelo y ya está listo el pequeño para volver a la vida normal.

¿Viste que no era tan difícil? Sigue estos consejos sobre cómo bañar al bebé y poco a poco te sentirás más segura, haciendo del horario del baño un momento de goce y relajación para ambos.