mujer

Impacto de la pubertad en los hijos

142849211
Frank Gaglione/Digital Vision/Thinkstock

La pubertad es una etapa necesaria para el crecimiento de todo adolescente. Muchos cambios se producen en los cuerpos de los chicos que conllevan también repercusiones en su vida emocional y social. Por esa razón, nos corresponde entender dicho proceso y el impacto que tiene en nuestros hijos.

¿Qué es la pubertad?

La pubertad no es más que el momento en que el cuerpo de un niño comienza a desarrollarse para convertirse en el de un adulto. Tiene lugar aproximadamente entre los 10 y los 16 años y es un proceso paulatino. Entonces se producen transformaciones físicas y psicológicas en el chico.

En las niñas los cambios incluyen:

  • Aparición del período (generalmente a partir de los 12, aunque puede ser menos)
  • Desarrollo de los senos
  • Crecimiento de vello en diversas partes del cuerpo, especialmente en los genitales.
  • Aumento de estatura.

En los niños:

  • Aumento del tamaño de la nuez de Adán y cambios en la voz.
  • Crecimiento de los genitales.
  • Crecimiento del vello en varias zonas del cuerpo (más intenso que en las hembras)
  • Aumento de estatura.
dv1659040
Digital Vision/Thinkstock

¿Cómo se sienten los adolescentes durante la pubertad?

Como es de esperar, la pubertad crea mucha confusión en los adolescentes. La incertidumbre ante lo desconocido les hace temer que los cambios físicos que están experimentando no sean normales o que sean distintos a los de sus compañeros de edad.

Los padres deben saber que en esta etapa sus hijos van a desplazar la atención que antes se circunscribía a la familia hacia los amigos y colegas de la escuela. Esto es completamente natural y necesario para el desarrollo de su independencia y su sistema de valores.

Como consecuencia de ello, las relaciones con los padres y hermanos pueden hacerse un poco tensas. Muchos padres creen que han dejado de ser importantes para sus hijos y están equivocados. Es solo la manera de relacionarse la que cambia. Se muestran esquivos y negativos. En realidad, los padres siguen siendo el modelo principal a seguir.

151016728
Wavebreak Media/Thinkstock

Tu palabra tiene un peso fundamental en esta etapa. Solo que debes cambiar los modos de comunicación. Debes mostrar respeto y dar libertad, sin dejar de reforzar la importancia de la escuela y de aprender.

Es esencial que le expliques al adolescente lo normal que es el proceso de la pubertad y como vendrán otras etapas. Háblale de tu experiencia y de que cómo no hay nada a lo cual temer. Necesita sentirse seguro y puedes darle ese apoyo.

Aunque notes respuestas incómodas de tu hijo, evita usar la violencia, la adolescencia en sí misma trae muchas presiones a los chicos y no debes poner encima de ellos más peso. Lo sensato es encontrar vías de conversación donde el menor se sienta relajado y pueda canalizar toda esa energía y angustia.

Todos pasamos por la adolescencia y sabemos que esa etapa es compleja y difícil para los chicos. Tratemos de minimizar el impacto de la pubertad en los hijos con tolerancia, afecto y comprensión.