mujer

La autoestima en los niños: ¿cómo pueden ayudar los padres?

104198229
iStockphoto/Thinkstock

La autoestima no es más que el conjunto de sentimientos y creencias que tenemos acerca de nosotros mismos. Sus patrones comienzan muy temprano en la vida y son esenciales para el crecimiento emocional y el desarrollo saludable de los niños. Por ello la participación de los padres en la formación de una auto-percepción adecuada es clave en la educación infantil.

Señales de autoestima adecuada e inadecuada

En la misma medida que los niños crecen sus autoestimas comienzan a fluctuar. Esto es un proceso natural, la auto-percepción cambia y se reajusta debido a las experiencias nuevas que van apareciendo en su vida. Es importante que los padres observen las conductas de sus hijos para detectar si existen síntomas de autoestima baja o la autoestima es adecuada.

Autoestima baja

El niño en esta situación:

  • No quiere intentar cosas nuevas.
  • Habla negativamente de sí mismo, diciendo cosas como: “Soy estúpido”, “Nunca voy a aprender nada”, “Para qué si a nadie le importa lo que hago”.
  • Tiene baja tolerancia a la frustración, se da por vencido fácilmente o espera que alguien le resuelva el problema.
  • Tiende a ser muy crítico consigo mismo y a decepcionarse con facilidad de lo que hace.
  • Ve los contratiempos temporales como algo permanente.
  • Mantiene un espíritu pesimista frente a todo.
101823756
Hemera/Thinkstock

Buena autoestima

El niño que tiene una auto-percepción adecuada:

  • Disfruta la interacción con otros niños.
  • Se siente cómodo en las situaciones sociales y disfruta de las actividades en grupos.
  • Cuando surgen problemas, trata de buscar soluciones sin estar descontento consigo mismo o menospreciarse.
  • Conoce sus puntos débiles y fuertes aceptándolos.
  • Mantiene un espíritu optimista frente a la realidad.
89594455
Goodshoot RF/Goodshoot/Thinkstock

Ayuda de los padres

Los padres pueden ayudar a fomentar una autoestima sana siguiendo estos consejos:

Cuida lo que dices

Los niños son muy sensibles a todo lo que dicen sus padres. Elogia a tu hijo no solo por los resultados, sino también por el esfuerzo. Sé honesto, si pierde en un juego deportivo puedes decir: “Bueno, perdiste en el juego, pero estoy muy orgulloso de ti porque te has esforzado mucho”.

Sé un buen modelo

Si eres muy crítico contigo mismo y pesimista, esto se reflejará en tu hijo doblemente. Alimenta tu propia autoestima y serás un buen ejemplo para el niño.

Identifica y reorienta las creencias erróneas de tu hijo

Ayuda al niño a establecer normas de valoración más realistas una vez hayas identificado sus ideas irracionales sobre sí mismo. Anímalo a ver una situación en una perspectiva correcta, las personas comenten errores y tienen defectos, eso no los rebaja, simplemente los hace seres humanos. Lo importante es conocerse y luchar por hacer lo mejor posible.

Sé espontáneo y cariñoso

E afecto y las muestras de orgullo son muy importantes para la autoestima de los pequeños. No es necesario exagerar, pero sí hacerles sentir que son queridos y bien valorados.

115065863
iStockphoto/Thinkstock

Crea un ambiente seguro en el hogar

Los niños que se educan en medios agrestes y carentes de amor suelen tener muy baja autoestima. Hay que evitar peleas y discusiones que hacen sentir a los niños inseguros, deprimidos y retraídos.

Con el apoyo paterno, mucho amor y una vida estable, todo niño puede crecer saludablemente desarrollando una autoestima adecuada que le permita enfrentar la realidad de manera segura y optimista.