mujer

¿Cómo enseñar a los niños a controlar sus emociones?

114272108
iStockphoto/Thinkstock

Pasamos por un sinnúmero de emociones durante el día, pero como adultos, ya hemos aprendido (a veces a duros golpes) a controlar muchas de ellas, aunque muchas veces pensamos que todo hubiera sido mucho más fácil si desde niños nos hubieran enseñado a manejar nuestros sentimientos. Como padres, debemos ayudar a nuestros hijos para que tengan la mayor cantidad posible de herramientas para enfrentarse al mundo, por lo que en EntrePadres te mostramos cómo enseñar a los niños a controlar sus emociones.

Aprender a reconocer las emociones

Para poder ayudar a tu hijo a controlar sus emociones, lo primero que tienes que hacer es enseñarle a reconocerlas. Claro que para ello tienes que entrenar tú primero, ser capaz de controlar tus emociones, y no que ellas te controlen a ti. Puedes enseñarle a tu hijo a reconocer las sensaciones que experimenta mostrándole dibujos de expresiones faciales diferentes, con las que pueda identificar qué están sintiendo los personajes.

De esta manera tu hijo estará desarrollando su inteligencia emocional y será capaz no sólo de saber qué está sintiendo, sino que también de saber qué pasa en los demás, trabajando su empatía.

121121463
iStockphoto/Thinkstock

Conoce a tu hijo

El que puedas ver qué situaciones detonan sentimientos negativos en tu hijo te podrá ayudar a poder encauzarlo mejor, pudiendo enseñarle cómo enfrentarlas. Por ejemplo, si tu hijo muestra poca tolerancia a los cambios, puedes enseñarle que no todos los cambios son malos, y ayudarlo a ver el lado positivo de las cosas. También puedes enseñarle a cómo enfrentar una discusión de la mejor manera posible, si termina llorando cada vez que alguien le dice algo que no le gusta.

Enséñale a calmarse

Todos sufrimos arranques emocionales en ciertas circunstancias, aunque los niños mucho más frecuentemente. Esas son situaciones ideales para enseñarles el autocontrol, no a salirse con las suyas (ya que cuando sean adultos pocas veces lo podrán hacer), sino que a aprender a enfrentar la frustración y seguir adelante. Prémialo cuando esté calmado o cuando entienda las razones de que algo no se podrá hacer y enséñale a quebrar esos pensamientos y sensaciones negativas, haciéndolo pensar en otra cosa, escuchando música, o dando un paseo. Esto será difícil al principio, sobre todo si está con una rabieta, pero le será de mucha ayuda en el futuro, si le enseñas constantemente.

Enséñale a manejarse solo

Si tu hijo se aburre con facilidad y necesita de otros para entretenerse y ser feliz, tendrás que enseñarle que tiene que aprender a valerse por sí mismo, buscando formas de entretenerse solo, con lo que debe ser capaz de poder pasar un buen rato dibujando, o pintando, por ejemplo, así como también debe aprender a disfrutar de la compañía de otras personas y compartir.

153765446
iStockphoto/Thinkstock

Muchos de nuestros problemas emocionales son traspasados de generación en generación. Pensamos que muchas cosas serían más fáciles si nos las hubieran enseñado de otra manera y de adultos es más difícil cambiarlas, pero siempre se puede. Así que tomemos conciencia como padres de qué hacemos bien, qué mal, intentemos cambiarlo y darle el ejemplo a nuestros hijos para que puedan desenvolverse de una buena manera en la vida.

Si te interesa poder enseñarle a tu hijo a manejarse correctamente emocionalmente, no dejes de leer este artículo, donde te contamos cuál es la importancia de la inteligencia emocional.