mujer

Estrategias para lidiar con el sueño en los recién nacidos

140461804
iStockphoto/Thinkstock

Promover la salud en los hábitos infantiles de sueño es tarea primordial de todo padre. Sin embargo, no siempre tenemos éxito desde el primer momento. Al ser esta una parte del desarrollo de los niños, debemos tener paciencia e ir acostumbrando sus organismos a descansar adecuadamente. Lo ideal es poner en práctica un plan, pues cuanto antes lo hagamos, más pronto aparecerán las conductas de sueño apropiadas.

Dormido de día y despierto de noche

Algunos recién nacidos suelen desarrollar el hábito de dormir de día, para luego permanecer despiertos toda la noche, lo que ocasiona muchos problemas en la familia. Primero hay que saber es que este es un comportamiento natural y que se requiere de mucha paciencia. El sistema neurológico del bebé irá madurando cada día y las cosas cambiarán.

Mientras puedes asumir la siguiente estrategia: trata de dormir cuando tu hijo lo haga, de ese modo cuando despierte tú también estarás descansada y fuerte para enfrentar sus necesidades. Por otra parte, haz del dormir una prioridad, incluso por encima de las tareas domésticas o las visitas de amigos y parientes.

Un buen consejo a seguir es poner al nene en su cuna antes de que ya esté dormido. De ese modo se irá acostumbrando a calmarse a sí mismo desde muy temprano y podrás ir condicionando su horario de sueño. Con el pasar del tiempo, los pequeños aprenden que el tiempo de juego es durante el día y el de descanso es nocturno.

86515179
Jupiterimages/Pixland/Thinkstock

Pocas horas de sueño nocturno

En ocasiones los bebés de medio año de vida duermen sólo un par de horas en la noche, lo cual preocupa mucho a sus madres. Los niños de esta edad duermen toda la noche y tienen un sueño muy ligero durante el día. Revisa sus hábitos diurnos, si el bebé continúa durmiendo profundamente todo el día es natural que despierte en algún momento de la noche cuando ya esté repuesto.

Un método eficaz es corregir sus asociaciones de sueño. Cambia sus rutinas: si siempre se duerme cuando lo meces o luego de hacer alguna actividad compleja, trata a partir de ahora de cantarle una canción y luego ponerlo en la cama. Por otro lado, limita el tiempo de sueño del día, reduce 15 minutos los ciclos de dormir. Incluso si llora, confórtalo pero trata de que continúe despierto un poco más.

154285885
iStockphoto/Thinkstock

Necesidad del adulto para dormirse

Muchos bebés no logran dormir si sus padres no están cerca. No importa si se le cantan canciones y se les mece adecuadamente, una vez la madre abandona el cuarto rompen a llorar. La estrategia para este tipo de situaciones consiste en desarrollar rutinas simples que se repitan diariamente: mecer al bebé, cantarle una canción y ponerlo en la cuna.

Cuando el pequeño llore, se debe ir a consolarlo pero luego de dos o tres minutos y sin decir ni una palabra, simplemente pasarle la mano y regresar. Debes aumentar paulatinamente el tiempo de espera antes de ir, de modo que el bebé vaya ganado confianza en sí mismo. Estos patrones no deben realizarse si los próximos días serán de vacaciones, pues se rompe la rutina. Lo importante es que haya una regularidad en el comportamiento. Si perseveras, se resolverá el problema rápidamente. Si te rindes, el llanto se repetirá.

Sólo de ti, de tu tolerancia y sagacidad depende que los patrones de sueño de tu hijo se estabilicen de modo que desde bien temprano este desarrolle un descanso saludable para su cuerpo.

¿Quieres más estrategias para un mejor descanso tanto para tu bebé como para ti? Seguro te interese aprender también los siguientes artículos de EntrePadres:

¡Mucha suerte!