mujer

Recomendaciones para tratar el sarpullido de pañal

99206964
Hemera/Thinkstock

Se llama sarpullido de pañal a aquella erupción o inflamación cutánea que se produce en los muslos o nalgas del bebé por el roce con el pañal. Afecta también a los niños que todavía utilizan este accesorio.

Síntomas del sarpullido

El primer síntoma de que tu bebé sufre este trastorno es que comienza a llorar desconsoladamente mostrando un escozor en el área señalada. Las marcas rojas debajo del dobladillo del pañal que cubre la piel se hacen evidentes. El sarpullido puede ser esporádico o recurrente en dependencia de su frecuencia e intensidad.

Consejos para prevenirlo o tratarlo

Los pañales no deben estar húmedos en ningún caso. La zona que estos cubren es una fuente segura de crecimiento bacteriano, así pues deben cambiarse tan a menudo como sea posible, por supuesto, teniendo en cuenta los hábitos y entrenamiento higiénico de los niños. Además, la parte del depósito de los pañales no debe tener acumulaciones.

Es importante averiguar si el pequeño está haciendo alergia a algún medicamento. De ser así, hay que eliminarlo inmediatamente.

El mejor remedio contra esta enfermedad es el aceite de coco. Puede usarse de manera segura en los bebés y niños. Basta con aplicar en las áreas afectadas y se detendrá el crecimiento del salpullido.

139957034
iStockphoto/Thinkstock

Muchas veces dicho trastorno es producido por el contacto con las heces fecales. Si las heces son sólidas hay mayor probabilidad de infección. Los bebés lactantes son menos propensos a padecer sarpullido. Alimenta a tu hijo con leche materna o fórmula, y en caso de que ya ingiera alimentos sólidos que sea de manera semilíquida.

Si el sarpullido es demasiado abrasivo puedes utilizar aceite de hígado de tiburón o de hígado de bacalao para combatirlo.

Detectado a tiempo, el sarpullido no tiene por qué convertirse en un problema severo. Ten presente que tu bebé depende completamente de ti y necesita que estés muy pendiente de cualquier detalle de su salud.