mujer

Consejos para enseñar hábitos de higiene a los niños

146900774
iStockphoto/Thinkstock

A menudo los padres confrontan problemas para lograr que sus hijos cumplan los hábitos de higiene de manera adecuada. Nos suena familiar el niño que sale del baño en segundos con el cepillo seco diciendo que ya se lavó sus dientecitos. Hoy vamos a ver algunas recomendaciones para desarrollar estas habilidades y enseñar la necesidad de cuidar adecuadamente de la higiene personal.

Cepillado de los dientes

140166021
iStockphoto/Thinkstock

Es importante comenzar con este hábito desde edades muy tempranas. Incluso cuando el niño aún es un bebé se debe tomar un paño para limpiarle la cavidad bucal y cuando aparezca el primer diente se debe sumar un cepillito suave. En la medida que el menor crece debes alentar que se cepille detrás de cada comida y antes de dormir de manera independiente. Si desde el principio lo haces una rutina, más adelante no tendrás que luchar con el desgano.

Horario del baño

159340318
iStockphoto/Thinkstock

Como mismo sucede con el cepillado dental, la base del hábito de bañarse radica en crear una rutina. El baño no es una cadena que poner a los seres humanos, es una respuesta a la suciedad. Eso significa que los niños deben bañarse cuando estén sucios. Exceso de limpieza también puede conducir a resecar la piel y crear problemas de irritabilidad.

Una rutina diaria de baño es más que suficiente, especialmente en aquello niños que practican deportes. Lo importante es enseñarles la secuencia del baño, que debe ser en orden descendente. Los tres pasos principales serían: lavar el cabello, lavar la cara y luego el cuerpo. Si se realiza esta rutina desde que son pequeños y los bañamos, ellos la repetirán al crecer.

Lavarse las manos

147254455
iStockphoto/Thinkstock

Este es uno de los hábitos higiénicos más importantes, sobre todo en temporadas de gripes y resfriados. Debe cultivarse muy pronto, desde que los niños son pequeñitos. Debemos enseñarles que antes de tomar cualquier alimento se deben lavar sus manitas, así como cuando regresan de la escuela, paseo u otras salidas.

Otra opción para lavar las manos mientras se está en el camino, son los desinfectantes de mano instantáneos que hay disponibles en los mercados. Sólo es necesario advertir a los menores que el líquido debe secarse antes de tocar cualquier cosa.

Si se mantiene un trabajo de enseñanza diaria de las costumbres de higiene desde que los hijos son pequeños los preparamos para que sean personas aseadas y sanas durante toda la vida.