mujer

¿Cómo desarrollar hábitos de estudio?

156288193
iStockphoto/Thinkstock

Estudiar es un hábito complejo que va más allá de realizar tareas y cumplir con las expectativas del maestro. Significa la posibilidad de relacionarse con la información, profundizar, hacer generalizaciones y adquirir más de una habilidad mental, valiosas todas para las distintas áreas de la vida del niño.

Trucos para enseñar buenos hábitos de estudio:

No obligues a tus hijos a estar en un escritorio durante horas para estudiar sus textos. Esta actividad no es un castigo, es un encuentro con el conocimiento y mientras más confortable sea, mejor. Si desea sentarse en el suelo o bajo un árbol, permíteselo.

Asegúrate de que el niño tenga energía suficiente para estudiar. Prepárale algún jugo de frutas o algunas manzanas. También provéelo de agua. Ello lo mantendrá activo. Eso sí, no le suministres nunca de sustancias que contengan cafeína.

skd226528sdc
Stockbyte/Thinkstock

No es bueno que los niños estudien en un área fija, conviene tener locaciones diversas donde sus cerebros puedan interactuar con disímiles elementos de maneras muy sutiles. Todo ello es parte del propio proceso y lo enriquece. De lo contrario, se condicionan las habilidades a determinados ambientes y se entorpece el desarrollo mental.

No dejes que el pequeño estudie sólo una asignatura. Se ha comprobado que intercalar temas, moviéndose hacia adelante y hacia atrás, fortalece y solidifica los conocimientos. Cuando hay más de un tópico, existe un tiempo entre ellos que permite al cerebro ir asimilando la información gradualmente, pero también todo se integra de un modo más completo.

Recuerda que estudiar y cumplir las labores del colegio no son la misma cosa. El estudio provee habilidades mentales mediante la focalización del cerebro en información valiosa. Tus hijos agradecerán siempre si los ayudas a adquirirlas en las primeras etapas de su vida escolar.