mujer

Amistad y autenticidad: dos valores a enseñar

152493930
iStockphoto/Thinkstock

La amistad es una relación esencial para el espíritu del ser humano. Los amigos son aquellas personas que nos apoyan en los momentos difíciles y comparten nuestros goces. Con ellos establecemos una comunicación honda y sincera que nos permite expresarnos cual somos verdaderamente. Por esta razón es imprescindible cultivar en nuestros hijos desde muy pequeños el valor de la amistad.

Cuando los niños alcanzan la edad preescolar desarrollan dos características determinantes para su evolución posterior: la sociabilidad y el egocentrismo. Aparentemente contradictorias, estas dos propiedades le van a permitir al menor integrarse sanamente a la sociedad.

Los niños de 2 a 4 años son muy comunicativos y gustan de jugar con otros niños. Debemos aprovechar este momento socialmente fértil para fomentar relaciones amistosas entre nuestros hijos y sus compañeros de juego más afines. Nunca detengas sus ganas de compartir y de ser leales. Transmíteles cuán bueno es tener amigos a través de tu conducta, pero también en la comunicación diaria.

100268656
Hemera/Thinkstock

El egocentrismo, esto es, el sentimiento que tienen todos los niños ―incluyendo los adolescentes― de ser el centro del mundo, le va a permitir reconocer su autonomía y desarrollar su autoestima, bases de su futura autenticidad. Los padres deben manejar sabiamente dicha situación, pues las actitudes represivas pueden terminar lastimando el ego infantil y causar traumas posteriores. Los egoísmos deben irse limando, no así el derecho a ser uno mismo.

Para poder comunicarnos óptimamente con las demás personas, es necesario que seamos auténticos. La amistad se construye sobre la existencia de dos personas auténticas que se asumen a sí mismas y al otro en una relación enriquecedora. De ahí la relevancia de impulsar ambos elementos en la educación infantil.

Si cuidamos de que los niños aprendan a interactuar con sus amigos como individuos y, al mismo tiempo, como entes sociales amorosos, estamos garantizando personas más humanas y sabias que sepan lidiar con los problemas que plantea este mundo nuestro cada día más complejo.