mujer

Cómo criar niños seguros de sí mismos

146719877
iStockphoto/Thinkstock

Una de las mejores cosas que podemos hacer por nuestros hijos es ayudarlos a desarrollar autoconfianza y autoestima, para que el día de mañana sean adultos felices y exitosos capaces de afrontar lo que la vida les presente. Sigue estos consejos para criar niños seguros de sí mismos.

  • Reflexiona sobre los elogios. Naturalmente los pequeños necesitan sentirse apoyados y elogiados cuando son chiquititos y aprenden a gatear, a caminar, a dibujar. Pero es importante que no sean felicitados exageradamente con un "¡muy bien!" por cada cosa común que hagan como lavarse los dientes o recoger su ropa del suelo, ya que luego les costará realmente valorar las cosas realmente resaltables. Ofrece elogios concretos: en vez de decir "muy bien cómo has hecho ese dibujo", elogia su uso del color o dile cómo te agrada lo ordenado que ha quedado su cuarto.
  • No rescatar ni intervenir siempre. Es natural que como padres intentemos que nuestros hijos no sufran dolor o decepción nunca, pero también es importante que los niños puedan experimentar situaciones difíciles para que puedan aprender a lidiar con ellas y aprender que está bien a veces equivocarse o estar triste o enojado. A enfrentar los obstáculos se aprende enfrentándolos, no evitándolos, y en ese aprendizaje se desarrolla la confianza en uno mismo.
  • Dejarlos tomar decisiones. Cuando los niños tienen oportunidad de elegir, desarrollarán confianza en su propio juicio y capacidad de decidir. Por supuesto un niño no puede tomar todas las decisiones sobre su vida, pero darles pequeñas opciones (tales como si usar una taza u otra, o una remera u otra) los ayudarán a desarrollar su autoconfianza.
  • Mirar el vaso medio lleno. Ayuda a tu hijo a ver el lado positivo de las situaciones, alentándolo a buscar los aspectos buenos de cada cosa y a reflexionar sore lo aprendido. Transmitir una actitud positiva y de "ver el vaso medio lleno" impactará profundamente en la confianza en sí mismo de tu hijo, porque no se dará por vencido fácilmente.
  • Alentar sus intereses. Ofrece a tu hijo una variedad de opciones y actividades para que pueda darse cuenta de qué cosas le atraen más. Alienta sus pasiones, se trate de una rama del arte, un deporte o aprender sobre dinosaurios. Los niños que tienen la oportunidad de vivir sus pasiones tendrán más estímulo para seguir sus intereses y no temer los desafíos detrás de las opciones que vaya tomando, ya que será más fuerte su entusiasmo.
  • Promover la resolución de conflictos. Cuando los niños aprenden a negociar saludablemente, su autoestima se incrementa. Contén como padre el impulso de darle una solución inmediata a todo lo que te comenta: si te cuenta que huo un conflicto con un amiguito, préstale atención y dale el espacio para que se ocurra cómo solucionarlo. Lo mismo con cualquier duda que se le presente. Busca el equilibrio entre mostrarle apoyo y permitirle desarrollar su capacidad de resolver conflictos.
  • Alentar la ayuda a los demás. Desarrollar un sentido de solidaridad hacia los otros hace a los niños sentirse valiosos y confiados. Cuando una persona crece sabiendo que puede generar una diferencia positiva en el mundo su confianza en sí mismo es grande y puede asumir cualquier idea que desee.
  • Hablar sobre el futuro. Es importante darte el tiempo de permitir fantasear con tu hijo respecto al futuro. Darle aliento y decirle que puede llevar a cabo todo lo que planee y sueño inyectará al niño de una dosis enorme de seguridad y confianza, incluso para luego decidir tomar otro camino. Es una cualidad que le servirá para toda la vida.

Si como padres inculcamos estos consejos en la crianza de nuestros niños, ellos crecerán con más autoestima y seguridad en sí mismos.