mujer

Importancia del contacto piel con piel mamá-bebé

121629104
iStockphoto/Thinkstock

Implementar el contacto piel con piel entre mamá y bebé inmediatamente después del parto es una práctica de la cual hoy se conoce su importancia. El simple acto de colocar al bebé sobre el pecho de la mamá y estar en contacto piel con piel (cubriendo al bebé por encima con una mantita) apenas nace genera muchos beneficios en la salud de la madre y en la del recién nacido.

Esos beneficios son:

Temperatura del bebé La piel de la mujer que acaba de parir estará tibia y mantendrá en estado perfecto de tibieza al bebé, simplemente colocándolo sobre su pecho o abdomen. Se puede limpiar al bebé teniéndolo apoyado sobre la mamá y cubriéndolos con una mantita.

Mejor respiración del bebé Los bebés que obtienen contacto piel con piel con su mamá al nacer respiran con mayor facilidad y más rítmicamente.

Menor llanto del bebé La seguridad de estar sobre el pecho de la mamá el bebé lo siente y llorará menos apenas nace.

Mayor cantidad de leche materna Cuando el bebé está en contacto piel con piel con su mamá tenderá a prenderse al pecho inmediatamente y esto provocará una mejor bajada de la leche de pecho de la mujer y un buen comienzo de la relación de amamantamiento.

El bebé puede oír el latido del corazón de la mamá Luego de nueve largos meses de oír constantemente el latido del corazón de su mamá, el bebé siente inmediato alivio y seguridad tras el nacimiento al ser colocado en el pecho de su mamá, boca abajo y piel con piel, y oír el sonido que más conoce.

El bebé tiende a normalizar su latido cardíaco El bebé colocado piel con piel con su mamá apenas nacer tenderá a estabilizar rítmicamente los latidos de su corazón y a tener latidos normales.