mujer

Cómo manejar una crisis familiar

84468483
Monkey Business/Thinkstock

Es normal que en las familias aparezcan problemas y dificultades, sea por problemas económicos o de trabajo, por tensiones entre los hijos y padres, malestares generales, etc. Lo importante, al hablar de cómo manejar una crisis familiar es que uno de los padres tome el control y se encargue de calmar los ánimos.

Lo primero que hay que hacer es  mantener la comunicación entre los padres e hijos, sean adolescentes o de edad media. Manteniéndose comunicados podrán llegar a una solución y hablar tranquilos del problema.

Si el niño está involucrado en el malentendido trata de hablar con él o ella y escúchalo en lo que tenga que decir. Trata de apoyarlo y darle cariño, muéstrale tu confianza y aconséjale sobre cómo superar las dificultades. Siempre es necesario evitar los gritos, acusaciones o violencia, esto no conduce a nada y sólo predispone al malestar y al enojo.

Una de las maneras de prevenir las crisis familiares es pasando ratos juntos, con toda la familia, sea en juegos, actividades, paseos. Esto reafirma el lazo familiar y alegra los ánimos de convivencia. Si trabajamos todo el día es necesario que nos hagamos un tiempo para estar y disfrutar con nuestros hijos, aunque sea ir a ver una película o a dar un paseo por el parque.

Recuerden que para que una familia funcione hace falta mucha dedicación, amor, tolerancia y respeto hacia todos los integrantes. Es una tarea reconfortante el hecho de demostrarles nuestro amor día a día, sea a los hijos o a la pareja, que fortalece los vínculos.