mujer

Algunos mitos sobre la dentición

Los primeros dientitos son todo un problema para los bebés y papás, muchas molestias, llantos y ganas de morder y además hay algunos mitos en torno a estos primeros dientes. Muchas veces se asocian determinados síntomas a la dentición, a veces están conectados, pero otras veces no son más que mitos. Veamos algunos de ellos:

La dentición causa diarrea: No es así, no hay conexión entre cortar los dientes y que tu bebé tenga diarrea. Lo que si tiene lógica es que en su afán de aliviar el dolor el bebé se lleve cosas a la boca que no estén higienizadas, las cuales le pueden producir malestar estomacal.

La dentición causa fiebre y secreción nasal: Estos síntomas están más ligados a una infección viral que a la dentición.

los bebés son más susceptibles a padecer infecciones virales cuando les están saliendo los dientes debido a que las encías están rotas, lo que les hace más vulnerables a las infecciones. Cabe destacar que cuando se da la dentición la mayoría de los bebés también comienza a gatear, lo que significa que tiene más acceso a una amplia variedad de cosas que seguramente se llevarán a la boca, aumentando las posibilidades de infección.

La dentición causa dolor de oído: Aunque la dentición no causa directamente dolor de oídos, el tímpano y los dientes comparten el mismo centro neurálgico, por lo que podría reflejar el dolor que el bebé sufre. A esta edad las infecciones del oído son muy comunes, así que si el bebé parece irritable y se tira de la oreja no tiene por qué significar que le estén saliendo los dientes, puede ser una infección de oído.

La dentición causa la producción excesiva de saliva: No es que haya más saliva, sino que el bebé pasa más tiempo con la boca abierta sin tragar la saliva.

La dentición causa pérdida de peso. Bueno, este mito tiene algo de cierto, cuando hay sensibilidad y dolor en las encías puede que el bebé no quiera comer, y por lo tanto pierda un poco de peso.