mujer

Mitos sobre el parto natural

Hay ciertos mitos sobre el parto natural que es necesario aclarar la verdad que hay detrás de ellos y lo que no deja de ser un mito. Por eso en este articulo te mostraré el otro lado de algunos mitos.

Luego de tener un parto normal es probable que comiences a tener incontinencia urinaria. Los músculos de la embarazada que está a punto de tener un parto natural se encuentran en óptimas condiciones de abrirse así que este mito en realidad no sucede.

Para que la mujer presente menos inconvenientes es aconsejable que el parto sea en forma vertical en cuclillas, sintiéndose cómoda la madre y dándose el tiempo para que el bebé baje sólo. Si la mujer se encuentra en posición horizontal acostada en una camilla el bebé tiene que luchar contra la acción de la gravedad.

Otromito es que una mujer anestesiada no siente deseos de orinar pero sí en cambio tiene un suero puesto sigue produciendo orina, entonces el bebé arrastra la vejiga cuando nace rompiendo las paredes de la vagina. En realidad, cuando una mujer es atendida naturalmente y comienza a sentir deseos de ir al baño, puede vaciar la vejiga en el momento que lo necesite. Esto disminuirá los problemas que pueda tener posteriormente.

Para evitar desgarros hacen un corte, esto es verdad. Este corte que se realiza se llama episiotomía y se realiza en el perineo para que el bebé tenga la posibilidad de salir más fácilmente. Pero no es necesario en la mayoría de los casos.

En lugar de realizar el corte, se trata de darle tiempo a la madre para que se pueda efectuar correctamente el proceso de descenso de la cabeza y que el bebé pueda hacer una presión natural en la zona del perineo, haciendo que la dilatación se presente naturalmente.